¡Tenga cuidado! Podría matar a su perro si le da estos alimentos

Darle de comer a nuestros perros puede parecer un acto ‘inofensivo’, pero se puede convertir en un arma mortal para ellos, alimentos como el chocolate podrían llevarlo directo al veterinario.

Para quienes tienen perros como mascotas, es difícil y hasta casi una tortura no complacerlos cuando hacen sus ‘ojitos’. Es por eso que es habitual en que en muchos hogares los ‘consentidos de cuatro patas’ se sienten alrededor de la mesa a la hora de las comidas esperando recibir un poco del menú degustado.

Sin embargo, lo que puede parecer un acto ‘inofensivo’ se puede convertir en un arma mortal para los perros. Especialmente porque muchos de los alimentos que se encuentran en nuestra dieta resultando incluso tóxicos para ellos.

Razón más que suficiente por la que debemos ser extremadamente cuidadosos. Por eso en Q’ Pasa te contamos cuáles son los alimentos habituales en nuestras mesas que debemos evitar darle a los perros.

Cebolla, ajo y cebollín

Sin importar la forma en la que estén preparados, este tipo de alimentos son realmente tóxicos para los perros. Estos ingredientes que suelen ser habituales en muchos platos son peligrosos porque puede destruir los glóbulos rojos de su sangre, provocarle anemia e irritación gastrointestinal. También puede generar problemas respiratorios y taquicardia.

Incluso, expertos han asegurado que a pesar de que los signos de enfermedad no aparecen de inmediato, los síntomas se manifiestan con el transcurrir de las horas.

Chocolate

El chocolate contiene la sustancia teobromina, que puede ser letal para nuestro perro. La cantidad que puede acabar con la vida de nuestras mascotas varía en proporción del peso del perro y al contenido de cacao. Puede producirle de vómitos y diarrea hasta la muerte.

Esto, debido a que posee el estimulante teobromina, lo que puede causar insuficiencia renal a los perros.

Aguacate

El aguacate contiene ‘persina’, una sustancia de efecto insecticida y antigúngico que puede provocar a nuestras mascotas diarrea, vómitos, edema pulmonar y daño cardíaco.

Café y té

Contienen metilxantina, un alcaloide estimulante que actúa directamente sobre el sistema nervioso central del perro y pueden perjudicar el funcionamiento de los riñones, el sistema cardiovascular.

Los síntomas más frecuentes de intoxicación son vómitos, diarrea, incontinencia, temblores. Por lo que si se ha dado cuenta que los consumió conviene actuar pronto provocando el vómito al perro.

Huesos

Los huesos no son recomendables en ningún caso. Algunos, como los de pollo, se astillan fácilmente y se pueden clavar en cualquier parte del aparato digestivo, causando desde una herida en la boca a una perforación en el intestino.

- Patrocinado -

Otros más grandes, como los de vaca, normalmente no se astillan pero también son peligrosos, ya que el perro los roe y ese material óseo se une al contenido digestivo dando lugar a unas heces muy duras tanto que provocan estreñimiento, a veces tan grave que causan obstrucción intestinal que requiere cirugía para su resolución.

Uvas y pasas

Su consumo es peligroso. En grandes cantidades pueden dañar el riñón y causarle un fallo renal y en pequeñas cantidades provocarles fuertes diarreas, vómitos. Por eso, si sospechas que tu perro padece una intoxicación por uvas, acude cuanto antes a tu veterinario.

Nueces

El alto contenido de fósforo de las nueces puede provocar cálculos en la vejiga además de otros síntomas: dolor e hinchazón de músculos y articulaciones, debilidad general, ataxia, temblores, vómitos y fiebre alta.

Edulcorante

Los dulces no son nada recomendables por su contenido en azúcar que resulta muy perjudicial para los dientes y además puede generar exceso de peso, pero tampoco los alimentos con edulcorantes.

El xilitol es un edulcorante utilizado en los chicles y caramelos sin azúcar, y en productos horneados sin azúcar, que resulta tóxico para perros y su consumo puede causar una caída en los niveles de azúcar en sangre, lo que resulta en insuficiencia hepática.

El corazón de las manzanas

La mayoría de la gente no se come el corazón de las manzanas, así que en un descuido, el perro se lo puede comer. El principal problema radica en que las semillas son muy nocivas por su alto contenido en amigdalina, un glucósido potencialmente tóxico.

Algunos de los síntomas debido a la ingestión puede haber dificultad para respirar, convulsiones, hiperventilación, shock e incluso coma.

Publicidadspot_imgspot_img