Castillo Casa Loma, un viaje al pasado en Canadá

866

Vagando por una calle suburbana en una metrópolis moderna, lo último que esperas ver es un castillo medieval, este panorama se hace aún menos probable al darnos cuenta  que no estamos en Europa o Gran Bretaña, sino en América del Norte; estamos hablando nada más y nada menos que del castillo Casa Loma, que seguramente se constituye como uno de los castillos más extraños y fascinantes del mundo.

A diferencia del cursi castillo Kryal de Victoria, que fue construido como una atracción turística, Casa Loma fue creada como el hogar de uno de los hombres más ricos de Canadá, en cuya infraestructura encontramos establos, torretas, una galería de tiro, 3 boleras, pasadizos secretos, 98 habitaciones, 25 chimeneas y  hasta 15 baños construidos desde 1911 hasta 1914. Sólo a través de la desgracia de su propietario, el castillo se convirtió en una atracción abierta al público en la ciudad más grande de Canadá.

Henry Pellatt, un empresario rico y anglófilo, hizo su fortuna inicial a través de inversiones tempranas en suministro de electricidad y ferrocarriles. Sus viajes por Europa inspiraron el amor por las bellas artes y la arquitectura, lo que a su vez lo inspiró a construir su gigante e imponente castillo.

Ver a Casa Loma tal como está hoy, aún en perfecto estado, es una experiencia extraña. El castillo se encuentra en Avenue Road Hill y es invisible cuando las personas se acercan desde la estación de tren al pie de la colina, pero además de su característica mística es un lugar lleno de historia, que sin duda marcó un hito en la cultura canadiense.

 

Actualmente, más de 350,000 personas visitan Casa Loma anualmente y hay más de 250 eventos privados que se llevan a cabo allí. Han habido innumerables películas y programas de televisión filmados en este maravilloso castillo, es un golpe de gracia para las sesiones de fotos, y sinceramente es un gran lugar para pasar la tarde. Si todavía no has hecho un viaje al  castillo Casa Loma, ¡ahora es el momento!