Viva una verdadera experiencia Canadiense en Blue Mountain

1784

Canadá es el verdadero norte fuerte y lleno de belleza natural. Cuenta con paisajes sacados de sueños y cuando cae la nieve, las montañas de Canadá se convierten en paraísos invernales y Blue Mountain es uno de estos.

 

Blue Mountain es el pueblo de montaña más grande de Ontario y el lugar perfecto para esquiar y pasar un buen día en familia; una verdadera belleza, Blue Mountain se encuentra a orillas de la bahía de Georgia y se extiende a través de la escarpa de Niagara.

 

Los 11 ascensores del resort de Blue Mountain lo llevarán a lo más alto de las 43 pistas de esquí y snowboard, dejando disfrutar la esplendorosa vista de 365 acres de nieve y montañas, pudiendo esquiar de la forma que prefiera. El hecho de que cinco de estas telesillas sean telesillas rápidas de alta velocidad para seis personas, también significa que pasará menos tiempo esperando en largas filas y más tiempo abriéndose paso a través de la escarpada montaña.

Además, cuenta con el Scandinave Spa Blue Mountain siendo la única experiencia de spa en la que los huéspedes pueden disfrutar del frío del invierno mientras se relajan en el corazón de un bosque natural.

 

Asimismo, la experiencia de los baños escandinavos es una actividad al aire libre durante todo el año que promueve la salud y el bienestar, la tranquilidad y la serenidad, la naturaleza y la aventura. Durante el invierno, los huéspedes pasan tiempo al aire libre abrazando los elementos mientras se relajan en las piscinas de agua caliente, cascada térmica, saunas y salas de vapor de eucalipto. El spa en Blue Mountain ofrece inmersiones frías y áreas de relajación. La experiencia completa implica una secuencia de frío, calor y frío que los huéspedes deben seguir en una visita de dos a cuatro horas.

Lo más maravilloso del lugar es que el pueblo y el resort en Blue Mountain se encuentran entre los mejores complejos familiares de Canadá, con un acogedor pueblo peatonal con más de 50 tiendas, restaurantes y bares, junto con una variedad de actividades para niños y adultos por igual.

Así que prepárese para entrar en un país de las maravillas invernal repleto de jarabe de arce fresco, camisas a cuadros y un abrazo acogedor al estilo canadiense.