La discriminación y el racismo hacia los latinoamericanos en España ha incrementado considerablemente en los últimos años

Lastimosamente el racismo, crímenes de odio y discriminación hacia la comunidad latina que reside en España, es más común de lo que se creía. En algunas ocasiones, quienes se han sentido excluidos en el país europeo han informado que los comentarios y acciones de ciertos españoles han atacado tanto su aspecto como preferencias.

Tan solo en Murcia, la ciudad universitaria en el sureste de España, se ha registrado una discriminación creciente contra los inmigrantes. Aunque se creería que los ciudadanos del común serían quienes se fueran en contra de los expatriados, la verdad es que algunos actores políticos de extrema derecha han sido quienes han incitado al odio.

A pesar de que se resalta que España siempre ha sido un país muy abierto para recibir inmigrantes de todas las partes del mundo, donde, en especial, personas de Rumania, Ecuador y Marruecos han decidido emigrar para tener una mejor calidad de vida en la nación europea; hace unas cuantas semanas en Murcia, un mecánico marroquí quedó en coma luego de que fuese golpeado con una barra de hierro por, según los testimonios, haber conseguido el trabajo que el agresor español quería también tener.

Aunque los «discursos antiinmigración» empleados últimamente en España no solo se refieren a la comunidad latina, el Ministerio del Interior, de acuerdo a datos citados por EL PAÍS, ha compartido que los delitos de odio respecto a la xenofobia y racismo incrementaron en un 21% en 2019, esto en comparación con el año 2018.

Acorde con testimonios recolectados por el portal suizo de noticias, Swissinfo, Tatiana, una inmigrante mexicana que vive en España desde hace varios años, ha compartido que aunque ha visto grandes avances en la protección de los expatriados en la nación europea, no puede evitar sentir “miedo” de la extrema derecha.

En conversaciones con el medio suizo, Tatiana expresó que respecto a la extrema derecha en las instituciones, “Creo que les han colocado el discurso de los derechos, que casándose van a dejar de pegarle en las calles y a la gente le la igual que estés casada o no, entiendo la necesidad de derechos, pero cuando no tienen un correlato con la realidad es papel mojado, cada dos semanas le dan una paliza a algún joven”.

Además, respecto a la homofobia, Tatiana reveló que en la capital de España ha sufrido “toda la cuota de agresiones racistas”, pues, “ser migrante, racializada, lesbiana y gorda te lo pone muy difícil en una ciudad como Madrid”.

Por otra parte, el inmigrante Alejandro Vassallo, quien en diálogo con La Vanguardia, explicó que existe un fuerte maltrato proveniente del colectivo de inmigrantes latinoamericanos en España. Uno de los motivos por los cuales se generan estos abusos, según Vassallo, es porque los expatriados “superan los niveles académicos esperados y del cargo, a diferencia de los locales, que apenas aportan un título de FP (Formación Profesional)”. 

Vassallo contó por medio de un ejemplo, cómo se pueden vivir los malos tratos en España hacia la comunidad latina que trabaja allí. “¿Qué derechos crees que se les ofrecen a los latinos cuando hasta son ridiculizados en sus trabajos cuando sus jefes les dicen “hablas como un indígena. ¡Aprende el idioma!”. Con el añadido que dicho jefe es un «simple FP» y el inmigrante empleado tiene un título de licenciatura en administración, una especialización en marketing digital y al menos 20 años de experiencia comercial?”.

Algunos latinos que llegan a España buscando mejores oportunidades laborales, aterrizan en el territorio con hasta dos títulos académicos universitarios, conocimiento en al menos dos idiomas y con una especialización; y se cree, que estos son algunos de los inmigrantes que más sufren, pues llegan a devengar hasta un 20% menos que los empleados españoles.

Publicidadspot_imgspot_img