¿Por qué Canadá recibe un número tan alto inmigrantes cada año?

Actualmente, la inmigración anual en Canadá asciende a alrededor de 300.000 nuevos inmigrantes, una de las tasas más altas por población de cualquier país del mundo.

Canadá, el Gran Norte Blanco ha sido una tierra de inmigrantes desde los primeros colonizadores europeos del siglo XVI, una tendencia que continúa en la actualidad. A partir de 2020, había poco más de ocho millones de inmigrantes con residencia permanente viviendo en Canadá, aproximadamente el 21,5 por ciento de la población canadiense total.

Gracias a la inmigración, la fuerza laboral de Canadá continúa creciendo en una pequeña cantidad cada año. Si no fuera por los inmigrantes, los empleadores tendrían problemas para encontrar suficientes trabajadores calificados para cubrir los puestos disponibles. Esto se debe a que los canadienses viven más y tienen menos hijos. Se jubilan más personas y hay menos estudiantes en las escuelas. Como resultado, el grupo de trabajadores existentes y potenciales nacidos en Canadá es limitado.

Los expatriados forman parte de la historia de Canadá, son una parte fundamental del país, contribuyen a la economía, no solo llenando los vacíos en nuestra fuerza laboral y pagando impuestos, sino también gastando dinero en bienes, vivienda y transporte.

Canadá tiene una de las poblaciones más antiguas del mundo, y casi el 18 por ciento de su población tiene 65 años o más. También tiene una de las tasas de natalidad más bajas del mundo con 1,47 nacimientos por mujer. Como tal, Canadá enfrentará desafíos para hacer crecer su economía y respaldar el gasto público en el futuro. Estos desafíos pueden aliviarse acogiendo a más inmigrantes para apoyar la fuerza laboral y el crecimiento económico.

Aunque los objetivos de admisión están creciendo, Canadá está experimentando una caída en el número de nuevos permanentes que aterrizan en el país en 2020. Hubo 64 por ciento menos de nuevos residentes permanentes admitidos en agosto, en comparación con agosto de 2019. Esto se debe en parte al número de las personas que fueron aprobadas para la residencia permanente, pero que no pudieron viajar a Canadá antes de que expiraran sus documentos de inmigración debido a restricciones de viaje relacionadas con el coronavirus y otras interrupciones.

Canadá recibirá 1.233.000 nuevos residentes en los próximos tres años. De estos, 60% llegará a través de los 14 caminos ofrecidos por el programa Clase Económica, el cual está enfocado en atraer talento acorde a las necesidades de las empresas y a la búsqueda de emprendedores que quieren mudarse a esta parte del mundo.

La distribución de la meta quedó definida así: 401.000 nuevos residentes llegarían en 2021, 411.000 en 2022, y 421.000 en 2023. La última vez que Canadá recibió más de 400.000 nuevos residentes permanentes en un solo año fue hace más de un siglo, en 1913, justo antes de la Primera Guerra Mundial. En ese entonces la población aumentó 5%.

El apoyo público a la inmigración en Canadá ha aumentado durante el transcurso de la pandemia, según un estudio del Environics Institute. Por un margen de cinco a uno, los canadienses informan que la inmigración hace de Canadá un país mejor, y es más probable que digan que esto se debe a que lo convierte en un lugar más diverso y multicultural para vivir.

 Otra encuesta realizada por la Asociación de Estudios Canadienses encontró que los canadienses generalmente ven la inmigración como algo positivo para la recuperación económica a largo plazo, pero quieren que los miembros de la familia tengan prioridad para la inmigración.

Publicidadspot_imgspot_img

Lo último