Montreal ha sido catalogada como una de las ciudades más románticas del mundo

Desde Q'Pasa les contaremos las razones y los sitios que hacen que Montral sea una ciudad romantica.

Esta semana se revelo un nuevo listado de las ciudades más románticas del mundo, entre las que aparece Montreal. (listado)

Para los enamorados de todo el mundo, el planeta está repleto de lugares románticos que a la vez te dejarán sin aliento y te robarán el corazón, llenando los pulmones de amor y emoción.

Pues bien, la ciudad canadiense se distingue de otras ciudades de América del Norte, algo que grita ‘romance’ y promete nunca dejarlo ir.

Podría ser la curiosa combinación de confianza y elegancia europea, o la historia tangible que brilla en todos los rincones del corazón histórico de la ciudad.

Experiencias románticas

Parc du Mont-Royal, pícnic en lo alto de Montreal

Este parque es uno de los lugares románticos obligados para disfrutar de Montreal en pareja. Parc du Mont-Royal se ubica sobre una montaña de 223 metros que permite contemplar toda la ciudad canadiense.

Para llegar a la cima, pueden internarse en las bellas veredas donde habitan diferentes especies de aves y donde cada verano, los tulipanes tiñen de colores al parque más antiguo de Montreal.

En la terraza

Beber cocteles al aire libre es una de las actividades de verano más populares en Montreal, mucho mejor si es en una terraza o azotea. Un sitio con vistas privilegiadas es Terrasse Nelligan, sobre Saint-Paul Street West.

Ofrece una postal única del casco antiguo y la basílica neogótica de Notre-Dame de Montreal. En esta última, no pueden perderse el espectáculo de luz “Aura”, que enaltece la belleza arquitectónica de su interior.

Jardín Botánico

Con 75 hectáreas de extensión y 220 mil especies de plantas de todo el mundo, es uno de los jardines botánicos más grandes del mundo.

Sus invernaderos son ideales para un paseo romántico, pues se han decorado con esculturas monumentales hechas solo con flores y plantas.

En otoño se realiza el festival “Jardines de Luz”, un espectáculo nocturno que emula las linternas chinas.

Patinar sobre hielo

- Patrocinado -

Una actividad típica de la temporada es patinar sobre hielo. Hay varios sitios para hacerlo, tanto en interiores como al aire libre. Un favorito local es el Beaver Lake, un lago artificial en el parque Mont Royal.

El acceso es gratuito y pueden rentar el equipo ahí mismo. ¡Una experiencia tan romántica como divertida!

Además de todo lo anterior, otras experiencias que disfrutar en Montreal para parejas son visitar sus excelentes museos y disfrutar de la arquitectura del Viejo Montreal.

Spa en Bota Bota

Si viajan a Montreal en pareja durante el invierno, seguramente les parecerá extraño que una de las actividades más populares sea pasar un día de spa al aire libre.

Es un lujoso ferry que fue transformado en spa, así que lleven su traje de baño aunque el pronóstico de clima anuncie nevadas y una temperatura promedio de 20 grados bajo cero.

El ferry, anclado sobre el río Saint-Lawrence, cuenta con cinco cubiertas de diseño minimalista donde se instalaron dos saunas, un baño de vapor de eucalipto, jardines, tinas de hidromasaje y un restaurante.

Tú y tu pareja pueden sumergirse en aguas calientes, mientras sienten los copos de nieve caer sobre su cuerpo.

Dormir en la “cama de la paz” de John Lennon y Yoko Ono

Se trata de la habitación donde John Lennon y Yoko Ono realizaron su famoso bed-in (también conocido como “la cama de la paz”) a modo de protesta, por la guerra de Vietnam, en 1969.

Las parejas que sean fanáticas del ex Beatle, sabrán que en esta misma habitación fue cantada y grabada la canción Give Peace A Chance. Incluso, la letra está escrita en uno de los muros.

Por si fuera poco, también hay una colección de objetos personales, como una guitarra y el teléfono original de la suite; si lo descuelgan, pueden escuchar un mensaje Lennon.

Además, hay un par de anteojos de realidad virtual para ver la habitación tal como la vieron sus antiguos huéspedes.

Crucero por el río Saint-Lawrence

Navegar este cuerpo de agua es agradable a cualquier hora del día. Pero, es más especial y romántico cuando se explora por la tarde a bordo de un crucero, para ver el horizonte de Montreal teñirse de dorado bajo los rayos del sol.

También la noche hace magia sobre el río Saint-Lawrence, pues los paseos incluyen cena y baile a la luz de la luna o envueltos por un espectáculo de fuegos artificiales si se viaja en verano.

Publicidadspot_imgspot_img