La duda que surge al momento de adquirir una vivienda es : ¿es mejor alquilar o comprar?, sucede que el precio de la renta en Toronto está más inaccesible que antes, recordemos que este es una de las ciudades más costosas del pais y a comparación con Vancouver y otras urbes del país, tal parece  que en la competencia por quien tiene más elevado el costo por el espacio habitable, sigue  siendo Toronto.

Claro está que el valor de la vivienda varía dependiendo el lugar y el espacio, por ejemplo no es lo mismo comprar un apartamento que un condominio en el centro de la ciudad, es sencillo entender la oferta y demanda, como cada vez son más las personas que llegan a la ciudad los propietarios aumentan desmedidamente el valor del alquiler de ellas, convirtiendo en todo un calvario encontrar una vivienda con un precio asequible.

A medida que se entiende esto, muchas personas siguen optando por invertir sus ahorros en una propiedad raíz; según el informe de  Zoocasa, en más del 50% de los barrios de la ciudad es más costoso pagar un alquiler que una hipoteca.

Más del 73% de los ingresos  promedio de una persona son destinados  al alquiler de la vivienda, teniendo en cuenta la opinión de algunos expertos financieros, a las personas no les debería representar más del 30%, por eso es que las torontinos ven más razonable la idea de comprar que de alquilar vivienda.

Según Urbanation Inc, el arrendamiento de condominios en todo el GTA ha aumentado en más de un 11% aumentando en un promedio de $231, siendo el registro más alto en los últimos años. Así que el propietario de una vivienda se puede estar ahorrando un promedio de $1.200 al mes.

Toronto es la ciudad más cara de Canadá para alquilar una propiedad y Ontario es catalogada también como la  provincia más cara  del país con un promedio de $1.889. Hablando de costos y de beneficios económicos, la mejor opción financiera es comprar una vivienda  para disminuir los gastos mensuales por los precios elevados del alquiler de una propiedad que cada vez aumentan más en la ciudad.

Publicidad