Quartier des lumières en el distrito Centre-Sud de Montreal será uno de los nueve vecindarios del mundo que sentará las bases para una nueva certificación internacional de la Comunidad Fitwel.

El nuevo desarrollo multipropósito en el Centre-Sud comenzará en el 2020 y planea tener 1 nuevo parque y mil unidades de vivienda social asequibles. Según lo anunciaron los desarrolladores de la revitalización del Centre-Sud de Montreal el Quartier des lumières será la primera comunidad certificada por Fitwel en Canadá. 

Lemay y Groupe MACH son los desarrolladores de este megaproyecto y según explicó Christopher Sweetnam Holmes, Vicepresidente de Desarrollo de Bienes Raíces en MACH, el Quartier des lumières presentará un «enfoque de vecindario total».

El Quartier des lumières será el primer barrio de este tipo en Canadá, este contará con un marco urbano de más de 56,000 pies cuadrados de parque, plazas públicas, una red de callejones verdes, acceso al transporte público, estaciones de carga de vehículos eléctricos y más de 1.000 unidades de vivienda social y asequible para familias jóvenes, estudiantes y personas mayores por igual. 

promover la seguridad de los ocupantes, fomentar sentimientos de bienestar, aumentar la actividad física, mejorar la salud de la comunidad, reducir las enfermedades y el absentismo, el acceso a alimentos saludables y promover la equidad social para las poblaciones vulnerables, son los principios fundamentales que tiene Fitwel.

Además del desarrollo de viviendas asequibles y el parque, el complejo también contará con una escuela pública y espacios de oficinas, de esta manera el vecindario será  lo más autosuficiente posible y atenderá a «una clientela diversificada que incluirá estudiantes, parejas jóvenes y familias, así como personas solteras y jubiladas». 

El objetivo principal es crear un lugar pacífico, seguro, que genere conexiones sociales y participación cívica. Quartier des lumières tendrá también un diseño de «transporte activo» que reducirá significativamente la velocidad de los automóviles en el vecindario, conexiones para peatones y múltiples carriles para bicicletas.

El megaproyecto traerá áreas públicas y amplias zonas verdes que contribuirán al bienestar de sus residentes, además, sus viviendas aliviarán el caos de la propiedad raíz en el que se está sumergiendo Montreal.

Publicidad