Cribana esta vez celebró su aniversario número 52 por todo lo alto, con espectáculos y multitudes que finalizaron este fin de semana.

Después de un mes lleno de eventos celebrando la cultura caribeña en Toronto, sin duda alguna la atención se la robó el Gran Desfile del Carnaval Caribeño de Toronto en el cual el respeto, el baile y la euforia se apoderaron de los asistentes que se dirigieron a Lakeshore Boulevard para convertir la calle en un escenario, cientos de enmascarados participaron del gran desfile por las calles de la ciudad.

Más de 1.3 millones de personas de todo el mundo asistieron al festival callejero más grande de América del Norte que se celebra desde fines de la década de 1960 caracterizado por tener uno de los ambientes más electrizantes a nivel mundial.

Las calles de la capital de Ontario se convirtieron en el escenario perfecto para la fiesta y los extravagantes vestuarios que se robaron toda la atención; una vez más la creatividad tomó gran protagonismo.

Luego de 3 semanas de la celebración de la cultura, patrimonio, música y comida caribeña, cientos de enmascarados se vistieron con trajes elaborados y coloridos para bailar y aplaudir el evento que finalizó con un espectáculo por las calles de la ciudad con colores y brillos despampanantes.

Fue notoria la ausencia del alcalde Jhon Tory quien habitualmente ha participado en las festividades, pero este año no fue posible su asistencia por motivos de salud, se recupera de una cirugía en el tendón de Aquiles.

Los juerguistas se tomaron las calles de Toronto y uno de los espectáculos más esperados fue el desfile de bailarinas en topless, la carroza sin duda fue una de las más vistas y comentadas por ser la primera vez en la historia de Caribana que se abrió un espacio de este tipo.

Publicidad