Oficialmente el verano ha llegado a Canadá y los motivos sobran para celebrarlo tal y como sucedió este fin de semana con el Pride Toronto.

El Gay Pride Toronto es uno de los desfiles más grandes de su tipo en América del Norte y está vez el centro de la ciudad fue sorprendido con una gran cantidad de asistentes que llegaron a presenciar y participar del desfile, pese a esto las autoridades tuvieron que doblar sus esfuerzos para que todo saliera bien.

Publicidad

Bajo un sol brillante como muestra de la llegada de la temporada veraniega los asistentes, las carrozas y las actuaciones estuvieron en primera fila del desfile, de hecho, la temperatura estuvo arriba con los espectáculos de música, globos de colores, burbujas y cuerpos semidesnudos.

Casi un millón de personas participaron del desfile y algunos de ellos se atrevieron a asegurar que las celebraciones son mucho más seguras sin policías uniformados y otros dijeron que la policía tiene mucho trabajo que hacer para reconciliarse con la comunidad.

Esta vez en medio de un ambiente eléctrico se celebró los 50 años de este increíble movimiento por los derechos de los homosexuales; los disturbios que se presentaron fueron provocados por una serie de redadas policiales en establecimientos amigables con LGBT.

Debido a los disturbios que se presentaron por parte de la comunidad anti-LGBTQ+ en el evento de Orgullo en Hamilton, este desfile anual #39 de Toronto tuvo lugar bajo un estricto manto de seguridad adicional y obligó a las autoridades a amplificar la seguridad.

Este gran evento de verano contó con la participación no solo de líderes políticos sino también con celebridades como Brooke Lynn Hytes, la primera drag queen canadiense en la exitosa serie de televisión  RuPaul’s Drag Race y La cantante canadiense Carly Rae Jepson quien también actuó para la multitud.

Publicidad