La financiación de $250 millones que tendrá la provincia de Quebec será para ayudar a que los refugiados y solicitantes de asilo tengan acceso a la vivienda y los servicios.

 La inversión proviene de un programa de costos compartidos que brinda apoyo a quienes desean la protección de Canadá; luego de la creciente demanda de inmigrantes en Quebec se informó que entre 2017 y 2018 la provincia procesó alrededor del 90% de las solicitudes de asilo en el país que ingresaron a través de puertos oficiales de entrada a lo largo de la frontera entre Canadá y EE. UU.

El objetivo principal de este nuevo fondo es que las personas más vulnerables tengan acceso a viviendas y a los servicios básicos, además, le permitirá a la provincia abordar los costos exagerados asociados con la afluencia de solicitantes de asilo en 2017 y 2018.

Debido a la proximidad que tiene con los EE.UU. y a la facilidad de acceso en comparación con otras áreas del país, Quebec en el 2018 recibió a más de 27.970 solicitantes de asilo, de los cuales 18.518 ingresaron al país de manera irregular.

El nuevo financiamiento ayudará a aliviar la carga que siente el gobierno provincial con lo que tiene que ver con los costos operativos extraordinarios que genera la afluencia de solicitantes de asilo. A pesar de que Quebec prometió reducir el número de inmigrantes en los próximos años, el gobierno, se comprometió a dar la bienvenida a los solicitantes de asilo de manera digna y segura.

los siguientes servicios básicos son otorgados a los solicitantes de asilo en la provincia:

  • sesiones informativas sobre la vida en Québec
  • alojamiento temporal a su llegada 
  • educación preescolar, primaria y secundaria
  • servicios psicológicos y de salud
  • guarderías no subsidiadas y actividades de guardería comunitaria
  • asistencia financiera de último recurso
  • servicios universales de empleo
  • Clases de francés
  • asistencia para encontrar vivienda permanente en el mercado privado

 

 

Publicidad