Presenciar el cambio de estación y tener la oportunidad de ver como el color de las hojas se va transformando a un tono rojizo es precisamente una de las cosas más mágicas que suceden en la temporada otoñal.

Se dice que el otoño en Montreal representa la belleza de la ciudad en su punto máximo y no es solo por el hermoso cambio de color de las hojas sino también por sus variadas actividades y su clima perfecto, pues resulta que el clima otoñal es perfecto para disfrutar de las actividades al aire libre, como el senderismo, mtb y el canotaje.

Durante el otoño uno de los planes que no pueden faltar es visitar el Jardín Botánico de Montreal, este lugar cobra vida de manera muy particular, primero con una exhibición con temática de Halloween y segundo con su increíble festival de luces que lo embellece de manera mágica y atrae a miles de turistas.

Las coloridas fachadas de los edificios, los parques y por su puesto sus acogedoras calles permiten explorar la belleza de los colores de otoño, belleza que fácilmente se puede admirar desde cualquier punto de la ciudad que maneja un clima tolerable, por ejemplo, en la mañana se siente como si estuviese en invierno, pero en la tarde el clima se vuelve increíblemente perfecto, como si fuera verano.

Las escapadas escénicas en Quebec hacen parte crucial de las actividades de temporada, este es justo el momento ideal para tomar las fotos más instagrameables de otoño y exhibir los bosques verdes en hermosos tonos de naranja y rojizo.

Publicidad