Los impuestos aeroportuarios que maneja Canadá obligan a sus ciudadanos a optar por viajar hacia otros destinos fuera de su país.

En reiteradas ocasiones los canadienses han manifestado su inconformismo con los altos costos de los pasajes aéreos nacionales que maneja Canadá, Quebec tiene uno de los impuestos aeroportuarios más altos del país.

Las tarifas son extremadamente costosas, viajar dentro de Canadá se ha convertido en un inconveniente para los viajeros nacionales, muchos factores influyen en que a los canadienses les resulte menos costoso viajar al extranjero.

Air Canada y WestJet, son las 2 aerolíneas principales que maneja Canadá y se caracterizan por manejar tarifas similares, sin embargo, también existen otras aerolíneas en menor proporción que luchan por sobrevivir en el clima económico de Canadá.

Los canadienses catalogan la industria de aviación del país como un oligopolio y se ven obligados a pagar altos costos por un viaje nacional, la falta de competencia conlleva a que las personas paguen más de $ 400 dólares por un boleto de ida y vuelta de Montreal a Toronto.

Cada año el gobierno federal recauda cientos de millones de dólares en ganancias de la aviación comercial que pagan los viajeros aéreos y los transportistas, según lo aseguro Massimo Bergamini presidente y CEO del Consejo Nacional de Aerolíneas de Canadá (NACC).

EN Montreal las tarifas de aterrizaje se cobran a una tasa de $10.29 por 1.000 kg del peso máximo de despegue, las tarifas son cobradas a las aerolíneas que a su vez lo cobra a los pasajeros como un impuesto, por ejemplo, el peso máximo de despegue de un Boeing 737-600 es de 66.000 kg o sea que un avión que aterriza en el aeropuerto de Montreal-Trudeau tiene un costo de $ 679.

Explica Massimo Bergamini que “los impuestos y tarifas de terceros representan hasta el 85% del costo de un boleto nacional. Aunque se trata de un valor atípico de alta gama, el promedio oscila entre el 50% y el 60% del costo en las rutas nacionales».

A pesar de que una de las razones de peso mayor en relación con las elevadas tarifas aéreas nacionales se relacionan con los altos impuestos aeroportuarios, expresa Gabor Lukacs Fundador y Coordinador de Air Passenger Rights, que “a las aerolíneas les encanta quejarse de los altos impuestos del aeropuerto y también les encanta argumentar que la geografía canadiense es diferente”.

Además argumenta que es una excusa más argumentar que los precios son tan altos porque Canadá tiene una geografía diferente a la de Europa, es simplemente una “leyenda urbana”.

Por otra parte, Massimo Bergamini, reconoce que la geografía contribuye a la falta de competencia en el mercado de aviación de Canadá, explica también que “ha habido sugerencias para cambiar los límites de propiedad extranjera, el problema realmente es eliminar las barreras económicas de entrada. No hay duda de que el alto costo de operar en Canadá representa una gran barrera para la competencia «.

El cabotaje y la movilización del público son algunas de las alternativas que los canadienses tienen para solucionar los contantes problemas con los costos exorbitantes de las tarifas aéreas nacionales en Canadá, de esta manera tanto el Sr. Lukacs como el Sr Bergamini, afirman que una de las soluciones más efectivas es el cabotaje.

El régimen actual permite que las aerolíneas extranjeras dejen a algunos pasajeros en ciudades canadienses, pero no pueden recoger más pasajeros, pero si se implementara el cabotaje en Canadá, significaría que el mismo avión podría recoger por ejemplo pasajeros de Toronto y llevarlos a Vancouver, y se esta manera se podría terminar con aerolíneas europeas que transportan pasajeros entre ciudades canadienses.

Actualmente el gobierno de Canadá está recaudando hasta el 50% del costo del boleto.

 

Publicidad