Después de una apretada contienda electoral de 40 días los liberales regresarán por segundo año consecutivo como partido gobernante y su líder Justin Trudeau seguirá como primer ministro, sin embargo, los liberales pueden necesitar el apoyo de uno o más partidos de oposición para gobernar.

 Los liberales perdieron apoyo y los escaños, pero no el gobierno en la 43a elección general del país, el partido liberal sufrió perdidas en todas las regiones del país, pero no fue suficiente para desbancar a Justin Trudeau de su gobierno, aunque el Bloc Québécois fue el partido que le tomó la delantera tanto a los liberales como a los conservadores en Quebec, el partido de Trudeau se mantuvo gracias a la provincia de Ontario.

Mientras los conservadores aumentaron su participación en el voto popular y su número de escaños continuarán siendo la oposición oficial del partido liberal; Justin Trudeau regresará nuevamente como primer ministro de Canadá, pero esta vez dirigirá un gobierno de minoría liberal.

A pesar de las fuertes críticas y polémicas que empañaron la candidatura de Trudeau, al parecer no fue motivo suficiente para su reelección, esta vez los liberales tuvieron el apoyo suficiente en Ontario, Quebec y el Atlántico de Canadá para formar un gobierno minoritario. La cámara de los comunes tiene actualmente 338 asientos, pero ningún partido logró 170 escaños o más en las elecciones por lo que automáticamente habrá un gobierno minoritario. 

En el año 2015 Justin Trudeau logró llevar al Partido Liberal del tercer lugar a una victoria sorprendente, sin embargo, esta vez logró sostener su mandato, pero con una victoria marginal. Los liberales sufrieron pérdidas en todo el país; En Alberta, el partido perdió sus tres asientos. Kent Hehr, quien se desempeñó como ministro de Asuntos de Veteranos y ministro asociado de Defensa Nacional, perdió su asiento en el Centro de Calgary ante el conservador Greg McLean, además, perdieron las circunvalaciones de Calgary Skyview y Edmonton Center en Alberta.

Hubo 55.515 expatriados canadienses inscritos para votar de los cuales en el recuento final 31.798 una cifra récord ejerció su derecho al voto; alrededor de 4,7 millones de canadienses lo hicieron con anticipación en las encuestas el fin de semana pasado, un aumento del 29% con respecto a 2015.

Esta vez varios conservadores lograron reducir el control liberal sobre el Atlántico canadiense, con tres asientos que antes eran rojos y azules. Los conservadores Scott Reid, Cheryl Gallant y Michael Barrett mantuvieron sus paseos por el este de Ontario.

Hasta ahora,Jim Carr y Kevin Lamoureux  que se desempeñaron como ministro del gabinete en el último gobierno, son los únicos liberales en ganar escaños en las Praderas.

Los liberales requirieron el 38.5% de los votos para ganar un gobierno mayoritario. A partir de ahora, actualmente se sientan en 37.8%. Esto significa que el partido liberal necesitará trabajar con un segundo partido para que se apruebe la legislación. Los liberales son elegidos o lideran en 144 circunscripciones en todo el país, 26 menos de los 170 escaños necesarios para una mayoría en la Cámara de los Comunes de 338 escaños.

Publicidad