Los Toronto Raptors ganaron su primer Campeonato de la NBA en la historia de la franquicia, derrotando a los Golden State Warriors 114-110 en un juego lleno de adrenalina y emocion que puso a gritar a 35 millones de canadienses.

El juego final estuvo cerrado, y ninguno de los equipos pudo obtener una ventaja de dos dígitos en ningún momento. Fue un partido de tira y afloja con varios cambios de liderazgo en el camino.

Con los Raptors subidos por un solo un punto y los Warriors controlando el balón y faltando un segundo para terminar el encuentro, la defensa de los Raptors defendió el equipo de un épico disparo de Steph Curry en el último segundo para asegurar la victoria.

Esta carrera de postemporada fue espectacular y encendió una nueva pasión por el baloncesto no solo en Toronto, sino en todo Canadá.

Por primera vez en la historia de la NBA, el trofeo Larry O’Brien se abre camino hacia el goliat del norte.

¡Enhorabuena Raptors!