Un hombre de 30 años fue el protagonista del confuso momento que se presentó en un edificio de condominios que se encuentra en plena construcción en el centro de Toronto.

El incidente provocó el cierre de carreteras en el área de  Yonge Street y Yorkville Avenue, mientras las autoridades intervenían para arrestar al hombre que irrumpió en la propiedad con un paracaídas, luego escaló una grúa sobre un edificio de 58 pisos con el fin de lanzarse de el.

La hazaña fue interrumpida por las autoridades que lograron llegar al lugar de los hechos y arrestar al hombre antes de que pusiera en riesgo su vida o la de los demás. Este confuso hecho llevó a que los habitantes se preguntaran que medidas de seguridad manejan los sitios de construcción para evitar que los civiles ingresen.

A pesar de que existe la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional la cual se ocupa de la protección de las personas en propiedades públicas, como las carreteras, las aceras y alrededor de un sitio de construcción, esta no tiene como finalidad evitar que los civiles ingresen a la propiedad sin previo permiso.

Los sitios de construcción están en la obligación de instalar «cercas protectoras para restringir el acceso» y «disuadir la entrada de personas no autorizadas».

Publicidad