El auge que ha tenido las inversiones en criptomonedas aún sigue siendo pan de cada día, no solo por las ganancias que estas generan sino por el alto riesgo y las pocas garantías que se tiene. Precisamente surgió un nuevo dolor de cabeza pero esta vez para la mayor plataforma de cambio de criptomonedas en Canadá, Quadriga, se encuentra en serios problemas a causa de la muerte de Gerald Cotten, fundador y director de la compañía.

Con el inesperado deceso de Cotten, la compañía no puede acceder a los fondos ya que el director era la única persona habilitada para manejarlos.Con tan solo 30 años de edad, Cotten fallece en Jipur, India y según las investigaciones fue a causa de una inflamación crónica cevera, una enfermedad llamada Crohn. Curiosamente días antes de su deceso, Cotten ya había dejado su testamento listo, dejándole todo a su esposa y US$76.000 para el cuidado de sus mascotas (2 perros).

El problema radica que en ningún documento Cotten revela como acceder a  los fondos de su compañía, incluso su Esposa, Jennifer Robertson, afirma que ella tampoco sabe la contraseña y peor aún, no tiene ni idea de como encontrarla, ya que su esposo nunca le hablo del tema.

Por ahora Quadriga, aseguraron a la Corte Suprema de Nueva Escocia, que no son capaces de acceder a los fondos de la compañía. Los esfuerzos realizados hasta el momento han sido nulos, además porque la computadora de negocios de Cotten está encriptada.

Entre particulares e inversionistas suman un total 115.000 usuarios y según los expertos, la probabilidad de recuperar su dinero son pocas;los negocios,ahorros e inversiones de las personas ahora están en vilo.

Mientras el precio del Bitcoin sigue cayendo, Quadriga sigue agotando sus recursos para recuperar la información y acceder a su reserva de criptomonedas y así darle solución a este enorme problema que los tiene en apuros.