La compañía de telecomunicaciones Bell Canadá, desde el año 2010 lanzó la campaña  publicitaria «Bell let’s Talk», con el fin social de combatir el estigma que rodea la salud mental en el país; durante estos 9 años la campaña lanzada por redes sociales ha obtenido muy buenos resultados y los canadienses han respondido muy bien a ella, son $ 0.05 por cada acción incluyendo la etiqueta de la marca y los mensajes enviados.

Esta ha sido la primera campaña corporativa en  reconocer el estigma que rodea a la salud mental, por eso cada año miles de canadienses se  unen en las redes sociales con las interacciones para recaudar fondos para los diferentes programas de salud mental en todo el país.

#bellletstalk y #bellcause han sido las etiquetas usadas en las redes para unirse a la campaña «hablemos de Bell». Aunque desde el principio la compañía Bell Media dejó claro que esto era una campaña social, este año las personas utilizaron las plataformas sociales para atacar a Bell Canadá hasta el punto de afirmar que más que un acto social lo que la compañía busca es realizar marketing digital, aprovechándose del problema de salud mental que padece el país.

Cientos de canadienses además de criticar la manera en la que Bell maneja la campaña, también hicieron reclamos y malos comentarios hacia el servicio y políticas de la compañía.

Reddit y Twitter fueron las redes que más críticas recibieron en contra de Bell, dejando al descubierto la inconformidad de algunos canadienses que dicen que a Bell no le interesa el problema de la salud mental.

El año pasado una ex empleada ( Maria McLean)   de Bell media afirmó a un medio de comunicación que el motivo de su despedida fue por pedir un tiempo para tratar un problema de salud mental, argumento que hasta el momento la empresa niega.

Independientemente de los comentarios realizados el día de «hablemos de Bell» ,la campaña batió récord y llegó a 1 billón de interacciones equivalentes a $ 100.695.763.75 destinados a programas de investigación de problemas de salud mental. Este año la campaña recaudó $7,272.134.95

Publicidad