Estas son las ciudades que van a desaparecer por culpa de los huracanes

De acuerdo con un reporte de CoreLogic, una firma especializada en analizar datos sobre este tipo de fenómenos, casi 8 millones de hogares se encuentran en riesgo ante la llegada de huracanes.

El año 2021 marcó un hito histórico para los desastres naturales en un país como Estados Unidos, por ejemplo.

Registró 18 emergencias de este tipo que dejaron pérdidas multimillonarias, de acuerdo con la Asociación Nacional Oceánica y Atmosférica (National, OCeanic and Atmospheric Association).

De acuerdo con un reporte de CoreLogic, una firma especializada en analizar datos sobre este tipo de fenómenos, casi 8 millones de hogares se encuentran en riesgo ante la llegada de huracanes.

Hoy desde Q’Pasa te contaremos de alguna de las ciudades que podrían desaparecer por culpa de los huracanes u otros fenómenos ambientales como consecuencia del cambio climático.

Venecia, Italia

Construida sobre un terreno pantanoso en medio de una laguna, Venecia fue un baluarte natural en los convulsos siglos que siguieron a la caída del Imperio Romano de Occidente.

El mar se convirtió en el elemento natural de los venecianos, que crearon a través de él uno de los mayores imperios comerciales de la historia.

Sin embargo, ese mismo mar es ahora su enemigo y pone en peligro la supervivencia de la ciudad a causa del lento hundimiento de los cimientos, el incremento del nivel del mar, la erosión del terreno a causa de las olas.

Malé, Maldivas

Malé es la capital de Maldivas, el país a menor altitud del mundo y uno de los que corre mayor riesgo de desaparecer a causa de la subida del nivel del mar, al igual que otros países isleños como Kiribati.

La ciudad está construida en una pequeña isla de apenas 2 kilómetros cuadrados, que en buena parte han sido ganados al mar a base de añadir tierra para expandir la costa.

Este tipo de terreno es muy sensible a las tormentas y a la erosión, por lo que la isla está rodeada de un dique de contención para evitar que las olas se lleven la tierra.

El aumento de las tormentas y del nivel del mar puede hacer insuficiente esta medida de protección y obligar a los habitantes -unas 100.000 personas, aproximadamente un tercio de la población del país- a evacuar la ciudad antes del final de este siglo.

San Petersburgo, Rusia

- Patrocinado -

Con más de 5 millones de habitantes- se encuentra expuesta a las violentas tormentas del mar Báltico, que en el último siglo la han inundado ya tres veces, con una inundación catastrófica a intervalos de 100 años aproximadamente.

Por ello, en 1979 se empezó la construcción de un inmenso dique de 26 kilómetros que, tras quedar paralizado en 1991 a causa del colapso de la Unión Soviética, se completó finalmente en 2011.

Pero esta medida podría no ser suficiente ya que la ciudad se encuentra en el delta del río Neva, un terreno frágil no solo frente a las tormentas sino también frente a las inundaciones fluviales.

Nueva Orleans, EE.UU.

Los huracanes y tormentas tropicales son el mayor peligro para las ciudades del Caribe y de la costa atlántica de Estados Unidos, y cada año dejan imágenes de gran devastación.

Las ciudades situadas a primera línea de playa son las más afectadas y pueden correr el riesgo de desaparecer totalmente si este tipo de fenómenos extremos va en aumento.

Nueva Orleans, por su situación en el delta del Mississippi, se enfrenta a un riesgo añadido: su caso tiene similitudes con San Petersburgo, también situadas en deltas, pero los huracanes son mucho más agresivos que los tifones o las tormentas del Báltico.

Isla de San Andrés, Colombia

Este es uno de los territorios que desde hace 40 años los investigadores han observado la disminución del tamaño de los glaciares, lo que provoca un aumento significativo del nivel del mar.

Según el Instituto de Investigaciones Costeras y Marinas (Invermar), el mar Caribe ha aumentado hasta 22 centímetros su altura en los últimos 100 años.

Por ello, investigadores prevén que en tan solo 25 años más este fenómeno afecte a las playas, viviendas e infraestructura vial de la isla y donde los próximos huracanes puedan dejar desastres irreparables.

¿Cómo prepararse si vive en una de estas ciudades?

Siga estos importantes consejos de preparación para huracanes de los CDC:

  • Prepárese para los huracanes. Tome medidas básicas ahora para garantizar que esté seguro si se produce una tormenta.
  • Obtenga suministros de emergencia. Abastezca su casa y su auto con suministros.Dese más tiempo del habitual para preparar sus suministros de alimentos, agua y medicamentos de emergencia.
  • Para comprar suministros para desastres, lo más seguro es usar el servicio de entrega a domicilio; sin embargo, puede que no todos tengan esta opción.
  • Si comprarlos en persona es su única opción, tome medidas para proteger su salud y la de los demás cuando haga sus diligencias esenciales.
  • Elabore un plan. Cree un plan familiar para casos de desastre.
  • Prepárese para las evacuaciones. Nunca ignore las órdenes de evacuación. Preste atención a las directrices locales sobre los planes actualizados para evacuaciones y refugios, incluidos los refugios para las mascotas.
  • Proteja a las personas mayores. Sepa sobre la salud y los problemas médicos de las personas mayores.
  • Cuando vaya a ver cómo están sus vecinos y sus amigos, asegúrese de seguir las recomendaciones de distanciamiento social (mantener una distancia de al menos 6 pies o 2 metros de los demás) y otras recomendaciones de los CDC para protegerse y proteger a los demás.

Foto de portada gracias a DepositPhotos

Publicidadspot_imgspot_img