Los mejores momentos del rey del fútbol, Pelé

Fue a finales de 1940 que Pelé comenzó a jugar en las calles, iniciando su carrera futbolística profesional con solo 13 años, dejando momentos únicos como el mejor 'no gol' de los mundiales.

Referentes en el fútbol hay muchos, hoy se habla del majestuoso juego de Cristiano Ronaldo y Messi, de nuevas generaciones de la que hacen parte jugadores como Mbappé; si nos vamos un poco más al pasado nombres como Ronaldinho, Zidane o Platini aparecen destacándose. Pero, si hablamos de verdaderas leyendas indudablemente Maradona y Pelé se encuentran en el top de la lista no sólo de la mente, sino del corazón de todos los que aman el balompié.

Incluso, hay quienes piensan que Pelé no tiene igual, y que por eso será recordado por siempre como el rey del fútbol.

Así, su historia, ​​que comenzó hace más de seis décadas, está llena de momentos únicos y maravillosos, su legado parece insuperable, el mundo del fútbol jamás ha dejado de recordarlo, sus logros dejaron una marca indeleble y se volvieron el referente para cualquier jugador.

Hoy, siendo ya un octogenario, las noticias sobre su salud no son muy alentadoras, el tricampeón del mundial de fútbol de la FIFA, al parecer se encuentra en cuidados paliativos y su estado es bastante reservado debido a un cáncer de colon, sumado a un contagio por coronavirus hace unos días, lo cual lo ha debilitado aun más.   

Muchos hinchas se están reuniendo a las afueras del hospital donde se encuentra internado, para mostrarle su apoyo y hacer cadenas de oración.

De modo que, es una gran oportunidad para rememorar algunos de los mejores momentos del rey del fútbol, Pelé.

Inolvidable profecía

El 16 de julio de 1950, Pelé y su papá se encontraban en el estadio de Maracaná para disfrutar de la final de la Copa Mundial que sería entre Uruguay y Brasil. El marcador no favoreció a los brasileños y Uruguay se coronó como campeón del mundo. Por este hecho, Dondinho, padre de Pelé, rompió a llorar como muchos otros fanáticos.

Ante esto, el pequeño Pelé consoló a su padre diciéndole: “No llores papá, voy a ganar el Mundial para ti”, una promesa que ocho años más tarde hizo realidad en el Rasunda Stadion de Estocolmo.

Su primer mundial, con récord incluido

Con 17 años y 249 días, Edson Arantes do Nascimento, más conocido como Pelé, tiene el récord de ser el futbolista más joven no solo en disputar una final del Mundial de fútbol, sino en ganarla.

Fue el 29 de junio de 1958 en la Copa del Mundo de esta edición celebrada en la propia Suecia, rival del partido definitivo. El Estadio Rasunda de Solna vio una exhibición de uno de los mejores jugadores de la historia.

- Patrocinado -

Con un doblete, Pelé dio el primer Mundial de fútbol a Brasil para completar un torneo con hasta seis goles. El comienzo de un legado que perpetraría en el resto de su carrera deportiva.

1962, la reivindicación con una Copa Libertadores

Ya consolidado como jugador, con más de 100 partidos jugados y múltiples giras con el Santos, a los 21 años Pelé se preparaba para su segunda Copa del Mundo, Chile 1962.

En ese torneo, el jugador sufrió una lesión en el segundo partido ante la representación de la antigua Checoslovaquia (hoy República Checa). A pesar de ello, el conjunto brasileño fue capaz de superar el mal momento y quedar campeón en la final, precisamente ante el combinado checoslovaco.

Sin embargo, poco tiempo de aquel evento, Pelé se consagraría campeón de la Copa Libertadores con el Santos. Un partido memorable, pues el jugador se recuperó para disputar el último partido ante el Peñarol de Uruguay.

En septiembre de ese año, el Santos lograría llevarse el título en la Copa Intercontinental, un torneo que enfrentaba al campeón de la Libertadores y al ganador de la Copa de Campeones de Europa, al derrotar al Benfica de Portugal con Pelé como protagonista.

Su gol número mil

Uno de los momentos más inolvidables de la carrera futbolística de Pelé es cuando anotó su gol número mil. Fue el 19 de noviembre de 1969 cuando el equipo Vasco da Gama y el visitante Santos se enfrentaban. Tras una jugada polémica, el árbitro marcó penal y nadie mejor que Edson Arantes do Nascimento para cobrar el penalti. Tras hacer su anotación número mil, ‘El Rey’ fue directo a buscar la pelota, la besó y le dedicó el gol a los niños pobres de Brasil.

El mejor «no gol» en la historia de los Mundiales

El 17 de junio de 1970, Pelé realizó ante Uruguay una de las jugadas más maravillosas y memorables en la historia de los Mundiales, acción que sin embargo no se transformó en gol en aquel partido semifinal por la Copa del Mundo de México ‘70.

Brasil vencía a Uruguay por 3-1 en las semifinales jugadas en el Estadio Jalisco de Guadalajara, en los instantes finales Tostão manejaba el balón y observó cómo Pelé atacaba el espacio y de zurda le filtró el balón.

- Patrocinado -

El arquero Mazurkiewicz se anticipó a la situación y por ello logró enfrentar a Pelé en la medialuna. Sin embargo, con su bella plasticidad ‘O Rei’ amagó con todo su cuerpo y dejó correr el balón. Con su velocidad el brasileño volvió a reencontrarse con la pelota que también había superado al golero dejándolo en ridículo.

Pelé llegó al balón mucho antes que el lateral izquierdo uruguayo Juan Martín Mugica y remató cruzado. El zaguero Atilio Ancheta llegó desesperado a cubrir su arco, pero el brasileño remató al segundo palo y entonces del defensa se pasó en la carrera. Sin embargo, y de forma increíble el remate se fue desviado, Pelé le había errado al arco, erró su mejor tanto y logró hacer el mejor ‘no gol’ de la historia de los Mundiales.

Un retiro memorable a los 37 años

Tras el mundial de 1970, Pelé comenzó a labrar su camino hacia el retiro. Primero lo hizo de la selección brasileña en medio de un partido amistoso ante Yugoslavia. El 18 de julio de 1971, miles de personas ovacionaron a ‘o rei’ en un partido que culminó en empate.

Un año después, en 1972, expiró su contrato con el Santos (club con el que había conseguido dos copas Libertadores, dos copas Intercontinentales y una Recopa Intercontinental) y decidió ir a Estados Unidos para jugar con el Cosmos de la ciudad de Nueva York.

En 1977, en medio de un partido entre el Cosmos y el Santos, Pelé marcó su adiós definitivo del fútbol disputando un tiempo con la camiseta de cada club. En toda su carrera, disputó un total de 1.367 partidos y marcó 1.283 goles.

Su debut como actor

El cine también entraba en la agenda de actividades del as. Todos le recordamos en Escape a la victoria (John Huston, 1981), donde interpreta a un prisionero de guerra que se enfrenta a la selección de la Alemania nazi durante la II GM. Compartió pantalla y equipo ficticio de reos con actores de tanto renombre como Max Von Sydow, Michael Caine o el propio Sylvester Stallone.

No se sabe si Huston quedó encantando con la actuación de Pelé, que también apareció junto a él en la película de 1983 A Minor Miracle, donde se interpretaba a él mismo.

También estuvo en películas como Solidão, Uma Linda História de Amor, «Pedro Mico» y en el filme histórico A Marcha, de 1972.

De hecho, de acuerdo con Internet Movie Data Base, IMDB, que registra todos los movimientos del mundo cinematógráfico, Edson Arantes do Nascimiento aparece como actor en 11 producciones, 10 de cine y una de televisión.

El mensaje de “amor” por el mundo

Pelé siempre ha estado en compañía de grandes personalidades que lo admiran. Barack Obama, Nelson Mandela, Elis Regina, Rihanna, la reina Isabel II e incluso el propio Maradona son solo algunos nombres. El ex futbolista aprovechó la alta visibilidad que tenía para difundir mensajes de amor y esperanza.

“Creo que el amor es más importante que lo que podemos tomar en la vida. ¡Háblame tres veces: ¡AMOR, AMOR, AMOR!”, dijo cuándo se retiraba de la actividad profesional.

*Foto de portada tomada de: elequipo-deportea.com

Publicidadspot_imgspot_img