¿Vivir 120 años? Este club privado en Toronto tiene esto como objetivo para los más ricos

Los clubes privados siempre ofrecen un tinte de exclusividad para todos sus miembros, este club privado en Toronto busca la longevidad.

Parece que el tiempo de ofrecer vidas saludables en pro de tener cuerpo tonificados pasó a ser parte del pasado, y ahora lo que se ofrece a los millonarios es un acercamiento a la inmortalidad, pues vivir 120 años parece algo irreal, pero bueno, en Toronto tienen este objetivo.

Además, con el slogan de ser los “primeros en Norteamérica”, Longevity House es un nuevo club de miembros ultra exclusivo, ubicado en el extremo oeste de Toronto, el cuál tiene como objetivo extender la vida de sus miembros a través del biohacking, medicina vegetal y varias tecnologías de vanguardia.

El procedimiento es similar al que se usa con los equipos para los atletas y entrenadores de élite, tipo Lebron James y Tony Robbins, de esta manera, el club dice que puede ayudar a sus miembros a vivir hasta los 120 años, y también de una forma bastante saludable y estable.

Parece una propuesta bastante atractiva, eso solo hasta que se da a conocer que el precio de la membresía al club es de $100.000 dólares, casi nada, ¿no? Los miembros pueden acceder a Longevity House y allí asistir a talleres mensuales y tener acceso a los mejores profesionales en biohacking, medicina vegetal, epigenética, respiración  y medicina funcional; con el objetivo de equilibrar el cuerpo y el espíritu.

«Longevity House cree en dos intervenciones a la vez: entrenamiento con pesas con un traje de estimulación muscular eléctrica (EMS), terapia de luz roja mientras se balancea en una placa de vibración y cardio impulsado por IA junto con entrenamiento de variabilidad de oxígeno» fueron las palabras conocidas en un comunicado del club.

Algunos de los servicios que ofrece el club y que más han llamado la atención, han sido el vibrante “Gimnasio en casa inteligente”, el cuál cuenta con máquinas de última tecnología a las que aún no tenemos el conocimiento suficiente para entender cómo funcionan, pero lo que sí es una certeza es que optimizan la salud, el bienestar y el rendimiento deportivo mediante el equilibrio de la energía de las células del cuerpo.

El club, que como mencionamos antes, queda ubicado en el extremo oeste de Toronto y cuenta con una finca de 9000 pies cuadrados que da a un barranco en Etobicoke, generando un ambiente lleno de tecnología, privacidad y mucho lujo.

El club espera expandirse pronto y por lo menos inaugurar 3 sedes más, teniendo como objetivo hacerse presentes en las ciudades de Miami y Nueva York.

Publicidadspot_imgspot_img