La decadencia de la ciudad de Buffalo,Nueva York.

198

Como “dramática” se describe la brutal decadencia que ha presentado en los últimos años Buffalo, la segunda ciudad más grande de Nueva York.

Los datos recopilados por la Oficina del Censo no son muy positivos para la ciudad de Buffalo, pues se estima que por mes cerca de 61.75 personas están saliendo de la ciudad, una cifra que sigue en aumento afectando fuertemente la sostenibilidad de la metrópolis.

En el año 1950 Buffalo tenía 573.000 habitantes, pero en los últimos años perdió más del 55% de su población, una disminución que ha devastado la ciudad, tanto así que está entre las 20 regiones que se deterioran más rápido en la nación.

El ingreso familiar promedio es de $33.000 mientras que la cifra nacional es de $55.000, significa que las familias de Buffalo ganan menos del 60%, por lo tanto, se dice que más del 27% de su población es pobre, más del doble del promedio nacional.

Buffalo se encuentra con altas posibilidades de desaparecer, el colapso de la ciudad parece no tener solución; las grandes sumas de dinero que ha invertido el gobierno federal para revitalizar la ciudad no ha sido suficiente.

Los años veinte fue el último periodo de crecimiento que tuvo Buffalo, pues después de albergar 580.000 habitantes en 1950, a finales de la década comenzó el declive de la ciudad preciptadamente, perdió más de 50.00 personas, pero el peor momento fue en la década de 1970 cuando Buffalo perdió a más de 100.000 habitantes y una parte importante de su clase media.

Buffalo en la actualidad tiene una población de aproximadamente  259.000 habitantes, se dice que uno de los principales factores que llevaron a la ruina total de Buffalo fue el cambio en la tecnología de transporte que le quitó importancia al Canal de Erie que conectaba con el río Hudson y los Grandes Lagos con el Atlántico; el medio de transporte terrestre poco a poco fue reemplazando el transporte fluvial que favorecía a Buffalo.

Más del 10% de los residentes de Buffalo en el 2000 están allí desde el año 1995; las personas de escasos recursos se ven atraídas por el bajo costo que tienen las viviendas, en realidad el valor comparado con el promedio nacional es abismal, por ejemplo, en Buffalo una vivienda cuesta $61.000 y el promedio estatal es de $260.000.

Debido a la mala administración por parte del gobierno local en la década de 1960, la ciudad presentó problemas de seguridad, educación y financieros que se sumaron a la crisis de sostenibilidad por la que atravesaba la ciudad.

Menos del 19% de los adultos de la ciudad poseen un titulo universitario, evidentemente Buffalo no ha sido una ciudad universitaria como si lo ha sido Boston, por eso sus industrias estaban basadas en la fuerza física. La mejor opción sería que Buffalo reduzca su grandeza y se convierta en una ciudad más pequeña pero más vibrante.