Este ambicioso proyecto tiene una inversión privada de aproximadamente 4.000 millones de dólares para la línea de tren de alta velocidad  que se inicia en Miami y se extenderá hasta Orlando.

Son cerca de170 millas (273,5 kilómetros) de línea férrea que faltan para llegar a Orlando, según explicó la compañía ferroviaria privada se espera que a partir del año 2022 la ciudad de los parques temáticos y las diversiones esté conectada a Miami y otras ciudades del sureste de florida.

La iniciativa de construir este gran proyecto está a cargo de la empresa Virgin Trains USA, antes conocida como Brightline y según el presidente Patrick Goddard, la idea es modernizar la estructura férrea y fortalecer la economía del estado a medida que se den nuevas oportunidades de empleo.

La línea que va desde Miami hasta West Palm Beach o sea la fase 1 del proyecto que abarca casi 100 kilómetros (72 millas) ya está concluida y operativa desde el año 2018.

Ahora continúa la fase 2 del proyecto que ha iniciado con las limpiezas del terreno tanto en el área del Aeropuerto Internacional de Orlando como en el Centro de Mantenimiento de Virgin Trains USA, la cual generará más de 650 millones de dólares de ingresos fiscales y federales y 10.000 empleos.