Estados Unidos es el país con mayor número de casos confirmados de COVID-19

Con alrededor de 81,321 casos confirmados de COVID-19 y más de 1.000 muertes a causa del virus, Estados Unidos se convierte en el país con el mayor número de casos confirmados de coronavirus. 

Gracias a la falta de seriedad con la que el gobierno americano tomó la pandemia, una democracia dividida y una serie de mensajes contradictorios, malas decisiones y pasos en falso del Presidente Trump, el país se convirtió en el más afectado por el brote del virus, poniendo en riesgo a los 330 millones de residentes del país.

Si bien es cierto que el sistema médico de los Estados Unidos y su sistema de salud pública son de los mejores alrededor del mundo, no actuar en el momento indicado, afectó lo suficiente a la nación como para lograr cifras de casos aún más altas que las vistas en China e Italia, según el New York Times. El gobierno en vez de prestar atención a lo que estaba sucediendo en China y como se estaba viendo afectado por una enfermedad sin precedentes, se preocupaba únicamente por sus negocios. 

Claramente, cuando la enfermedad llegó a territorio estadunidense no había nada listo para luchar contra lo que se venía; el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, Dr. Robert Redfield, no fue capaz de producir pruebas de diagnóstico básicas, lo que lo llevó a retirarse y dejar que las medidas frente al coronavirus fueran tomadas por políticos y no por expertos médicos, otro grave error que puso en peligro la vida de todos los estadounidenses, residentes permanentes y turistas que se encuentran en el país a pesar que, aunque tarde, se emitió la orden de quedarse en casa en estados desde California hasta Nueva York, este último registró la tasa de infección más alta y rápida de los Estados Unidos, el pasado 24 de marzo. 

No es para sorprenderse cuando muchos expertos afirman que el mundo no será el mismo de antes; después de esta pandemia todo cambiará. Puede India sobrepase a Estados Unidos con el número de muertes ocasionadas por el virus; puede que China ya haya logrado controlar un poco el virus pero, únicamente, el virus es quién nos dirá cuando haya pasado todo, así lo afirmó el Dr. William Schaffner, especialista en medicina preventiva en la Escuela de Medicina de la Universidad de Vanderbilt. Por ahora, países como Estados Unidos deberán buscar las mejores medidas para proteger a toda su población que llega a ser de 1.3 billones de personas y comenzar a planificar un plan de ataque a tiempo para la segunda ola de contagios que, muy seguramente, llegará cuando nos arriesguemos a salir a las calles nuevamente. 

Seguir leyendo