La dejaron plantada al verla sin filtros, aunque ya le habían pagado el tiquete aéreo

el 39% de las parejas heterosexuales y el 60 por ciento de las homosexuales se conocieron gracias a Internet.

Las redes sociales en ocasiones pueden jugarte una mala pasada y muestra de ello es lo que le sucedió a una mujer de Massachusetts, Estados Unidos que fue víctima del abuso de los filtros redes.

A través de su cuenta de Tik Tok @ninoska_lamaestra1 publicó un video en donde cuenta que se conoció con un hombre con el que venía hablando desde hace unos meses y con el que terminó concretando un encuentro.

En ese sentido, todo iba bien, lo que hizo que él le pagara un pasaje para verse, pero el cara a cara nunca se dio.

La mujer, identificada como Ninoska Rodríguez, viajó hasta Washington a conocerlo, pero el hombre la rechazó al verla de lejos.

“Para el chico que me pagó el viaje a Washington y después me vio sin filtro; no quiso nada conmigo”, escribió la mujer.

La mujer agregó que, “en realidad soy culpable por abusar de los filtros. Pero debió darse la oportunidad de conocerme más a fondo”.

El video tiene cinco millones y medio de reproducciones y casi 10.000 comentarios, donde los usuarios expresaron su parecer ante la insólita situación de un amor frustrado.

Tomado/ @ninoska_lamaestra1

Las parejas se están conociendo cada vez más por redes

La era de Internet ha hecho que nos sea más fácil ligar a través de la red y más complicado hacerlo en persona.

Quizás porque es más sencillo expresar nuestros sentimientos tras una pantalla, o porque, simplemente, hemos perdido la costumbre de hablar, y también flirtear, con alguien a quien acabamos de conocer en un bar o en una fiesta.

La cuestión es que las redes sociales se han convertido en un arma en el noble arte de la seducción, un arma que, en ocasiones, puede parecer de doble filo.

- Patrocinado -

Tal y como recoge un estudio llevado a cabo por la Universidad de Standford, y la Universidad Estatal de Arizona, el 39% de las parejas heterosexuales y el 60 por ciento de las homosexuales se conocieron gracias a Internet.

De modo que, en 2017, la forma más frecuente de conocer a otras personas era a través de un dispositivo móvil.

Un porcentaje que, según Fast Company, ha incrementado teniendo en cuenta que, en 1995, las personas que encontraban el amor a través de plataformas digitales solo representaban el 2%.

Lo que dice un experto

Francesc Núñez, sociólogo de la Universitat Oberta de Catalunya, se sigue encontrando el amor como lo hacían nuestros padres, pero las redes han cambiado la arquitectura de la elección de pareja.

“Internet ha roto barreras como la de clase o la de etnia y ahora puedes elegir entre centenares de perfiles”, explica.

Núñez dijo que, “esto implica una ampliación pero también un refinamiento de los criterios a la hora de escoger a nuestra pareja”.

Lo que conlleva, según Nuñez, que sigamos buscando e, incluso, pensando que podemos encontrar a alguien mejor.

En este sentido, el profesor destaca que la aparición de las redes sociales y de plataformas destinadas a encontrar pareja ha facilitado el proceso.

- Patrocinado -

Pero también existen consecuencias negativas como, por ejemplo, que el flirteo inicial sea a través de una pantalla y que no se tengan aspectos tan importantes como la comunicación no verbal.

“Puede parecer más sencillo, porque no estás dando la cara, puedes esconder tu vergüenza, tienes tiempo para responder, para editarte”, apunta el profesor.

Lo que debemos saber

según el estudio antes citado, 24 años atrás, el 9 por ciento de las parejas se conocía en la universidad. Una cifra que ahora se ha reducido hasta llegar al 4 por ciento.

Esto no significa que los adolescentes no estén interesados en buscar el amor –o una relación puramente sexual–, sino que van a buscarlo a otros sitios como, por ejemplo, a aplicaciones de citas.

Y es que, según Nuñez, los jóvenes han nacido con estas herramientas y, por lo tanto, no suponen un inconveniente para ellos.

El sociólogo catalán también explica que este tipo de ‘apps’ se ha colado en nuestros dispositivos y en nuestras vidas y han conseguido mercantilizar el amor, convertirnos en simples mercaderías.

Aún y así, es incuestionable el éxito de aplicaciones como Tinder, que cuenta con cerca de 300 millones de descargas a nivel mundial y con más de 4 millones de suscriptores.

Un claro ejemplo de ello es el día de San Valentín del año pasado, cuando aumentaron un 23% las descargas de la ‘app’ en España y ésta registró uno de los mayores niveles de actividad del año.

  • Imagen de portada tomada/ infobae.com
Publicidadspot_imgspot_img