fbpx
Connect with us

Colombia

Leyenda del Cacique de Calarcá

 

Esta vez conoceremos un poco de Calarcá y una leyenda de colonización que abarca este municipio del Quindío, nos vamos a remontar al año 1607 donde todo comenzó. A continuación, Q´Pasa Blog   te contará toda la historia.

 

Régulo Calarcá o el también conocido como “el Cacique de Calarcá” se caracterizó por ser un hombre rebelde, guerrero y entregado a su pueblo, era el jefe de la tribu Pijao y fue quién se encargó de luchar contra los colonizadores españoles. Está tribu indígena se encontraba ubicada en la cordillera central de los Andes y gracias al Cacique de Calarcá evitó ser invadida en aquel entones por los españoles.

Aunque la leyenda se centra también en el indio Combeima que también se le conocía con el nombre de Baltazar y era el líder del pueblo Coyaimas y Natagaimas, Baltazar era un aliado estratégico de los Españoles colonizadores quién además se casó con una hija de ellos, cuenta la historia que Baltazar tuvo descendencia y esto enfureció aún más al Cacique de Calarcá por según él mezclar la sangre indígena con la sangre de los invasores, esta rabia lo llevo a raptar a uno de sus hijos de Baltazar y posteriormente asesinarlo y entregarle a su padre solo sus huesos.

Evidentemente fue en ese instante donde la guerra inició y ya no era ni siquiera contra los invasores españoles sino contra dos líderes de pueblos indígenas, entre Baltazar y Régulo Calarcá.

Combeima se alió con el gobernador de nueva granada en aquel entonces Don Juan Borja y fue así como empezó a preparar su venganza contra el cacique.

Cuenta la historia que Combeima fue a atacar al pueblo Pijao en busca de su rival y fue allí donde logró asesinarlo atravesándole una lanza en su pecho, en este instante fue donde terminó con la vida del hombre aguerrido como lo era Regulo Caicedo (cacique de Calarcá).

 

Luego del asesinato del líder el pueblo Pijao se dispersó y fue el momento que aprovecharon los invasores españoles para someterlos y gobernarlos. Aunque según la leyenda, se dice que el Cacique de Calarcá dejo a su descendencia en este caso a su hija Guacamarintia quien se convirtió en la cacica de los pijaos y más adelante contrajo matrimonio con el cacique de Quimbaya.

Aunque los invasores aprovecharon la muerte del Cacique regulo, este pueblo y Quimbaya nunca fueron dominados completamente por los españoles.

Cuenta la leyenda que el cacique de Calarcá fue enterrado con toda su riqueza entre las rocas de peñas blancas y es por esto que este lugar se convirtió en centro de atracción de miles de guaqueros que llegaban a esta zona montañosa en busca de los tesoros escondidos del cacique.

 

La tendencia del ciclomontañismo en el Eje Cafetero

 

 

 

 

 

Advertisement Booking.com
Advertisement
Advertisement