Nueva York tiene la tasa de infección de COVID-19 más alta y rápida de Estados Unidos

El Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció durante una conferencia de prensa, realizada el día de hoy martes 24 de marzo, que los casos positivos de COVID-19 se están duplicando cada 3 días en el estado. 

A pesar de que en todas las ciudades del mundo se están tomando medidas de contención para evitar el aumento descontrolado de casos positivos de coronavirus, el estado de Nueva York, epicentro del virus en U.S.A, no ha obtenido resultados favorables con respecto a estas medidas, reportando que la tasa de infección está acelerando descontroladamente. 

«No hemos aplanado la curva, y la curva en realidad está aumentando», afirmó Cuomo al grupo de periodistas en el Centro de Convenciones Jacob Javits en Manhattan. 

Teniendo en cuenta como se ha venido desarrollando el ritmo de propagación del virus, Nueva York espera que la curva de casos llegue a su altura máximo en dos o tres semanas, partiendo desde ahora, por lo que necesitará hasta 140.000 camas de hospital y 40.000 camas en cuidados intensivos para ofrecer atención médica a todos; así mismo, necesitará 30.000 ventiladores adicionales a los 7.000 con los que cuenta en estos momentos, por lo que ha Cuomo ha solicitado al Departamento de Salud y Servicios Humanos, de forma pública, que ofrezca el arsenal de 20.000 ventiladores para la atención de los neoyorquinos que están próximos a entrar en un estado de crisis mucho peor. 

«Esos son números preocupantes y astronómicos», dijo Cuomo. “Nueva York es el canario en la mina de carbón. Nueva York va primero. Tenemos la tasa de infección más alta y más rápida. Lo que le ocurra a Nueva York terminará sucediendo en California, el estado de Washington y Illinois. Es solo cuestión de tiempo.»

De igual forma, el gobernador arremetió contra el Gobierno Federal dando a conocer que no están tomando acciones suficientes para ayudar a controlar la situación en Nueva York. “Necesitamos ayuda federal. NINGUNA OTRA MANERA.» fue el mensaje que el mandatario publicó en una diapositiva durante la conferencia, reconociendo que  muchas empresas han tomado la iniciativa voluntaria de producir elementos esenciales para la atención del COVID-19 pero que estos no estarán listos a tiempo. Para Cuomo, el Presidente de los Estados Unidos de América debe hacer uso de la Ley de Producción de Defensa que obliga a las empresas privadas a priorizar la fabricación de productos ordenados por el Gobierno Federal pero que, hasta el día lunes 23 de marzo, no había sido usada, aún conociendo la situación tan crítica que se está viviendo en el estado de Nueva York. 

Seguir leyendo