A solo dos horas de Toronto se encuentra esta mágica catarata de agua y fuego

Ver unas cataratas congeladas es realmente un paisaje invernal perfecto, aunque en Ontario hay suficientes para admirar, pero este pequeño viaje por carretera a Buffalo, Nueva York te llevara a conocer las únicas cataratas que literal están en llamas.

El mágico paisaje de Eternal Flame Falls, te llevara a admirar la majestuosidad de la naturaleza, ya que la llama ardiendo detrás de una pared de agua congelada es algo bastante difícil de encontrar.

El viaje en carretera lleva aproximadamente 2 horas, así que es perfecto para ir con amigos y familia. La cascada tiene una altura de 30 pies y esta en su interior alberga un manantial de gas natural, es por esto que cuando se enciende se ve este mágico fenómeno, que mezcla el hielo con el fuego.

La caminata para llegar a la cascada es hermosa, pero se recomienda ir con atuendo adecuando y preferiblemente en este clima no llevar mascotas.  El parque se encuentra en Eternal Flame Hiking Trail, Orchard Park, NY.

Así que prepara tu pasaporte y alista la chaqueta para visitar este milagro de la naturaleza.

Publicidadspot_imgspot_img