Publicidad

Acusan al presidente Milei de «ingerir sustancias» y esto respondió Buenos Aires  

Desde Argentina reaccionaron de forma airada y respondieron al Gobierno que los "agredió" ante la opinión pública.

El gobierno argentino expresó su malestar y repudio las expresiones del ministro de Transportes de España, Óscar Puente quien dijo que el presidente Javier Milei “ingiere sustancias”. 

Como es habitual, la postura oficial quedó expresada en un comunicado de la Presidencia, que repudió “las calumnias e insultos” del funcionario español sobre el mandatario latinoamericano. 

“El Gobierno de Pedro Sánchez tiene problemas más importantes que afrontar, como las acusaciones de corrupción que recaen sobre su esposa”, indica en el documento. 

La misiva de la Casa Rosada señaló que el Gobierno español tendría mayores problemas que Argentina y que esperan que la Justicia del país europeo tome medidas pronto contra “supuestos actos de corrupción” de ese Gobierno 

Lo que dice Milei 

Javier Milei, a través del Gabinete de la Presidencia, acusó a Sánchez de poner “en peligro la unidad del Reino, pactar con los separatistas y conducir a la disolución de España”. 

El presidente del país suramericano aseguró que; “Sanchez ha puesto en riesgo a la clase media con sus políticas socialistas que sólo traen pobreza y muerte para el mundo”. 

Y agregó: “Los argentinos elegimos cambiar el modelo que nos trajo miseria y decadencia. El mismo modelo que aplica el Partido Socialista Obrero Español en su país”. 

Subrayó manifestado que el pueblo español “elija pronto volver a vivir en libertad”. 

En una presentación ante estudiantes, el ministro español había incluido al presidente argentino entre “la gente muy mala que, siendo ellos mismos, ha llegado a lo más alto”. 

Y relató sobre la campaña electoral del año pasado que: «He visto a Milei en la tele, cuando salió no sé en qué estado y después de ingerir qué sustancias, a unos días de las elecciones. Pensé que era imposible que él ganara».

- Patrocinado -

Piden renuncia del ministro  

En un mitin en Badalona, Barcelona, Alberto Feijó, presidente del presidente del Partido Popular lamentó el conflicto diplomático, cuya responsabilidad atribuyó al gobierno de Sánchez.  

«Presumen de relevancia internacional y terminan creando una crisis política con un país hermano como la República Argentina. Piden no ser insultados e insultan a todos».

Para el líder de la oposición española, el Gobierno socialista es «una fábrica de rumores» y ha perturbado las relaciones con Argentina, por lo que defendió que Puente «debe dimitir o ser destituido«.  

Para Feijó, Sánchez actúa de esta manera porque les interesa obtener ganancias electorales, para proteger los intereses del Partido Socialista Español (PSOE).  

España rechaza postura de Milei 

El Gobierno de España rechazó hoy «categóricamente» las críticas del presidente de Argentina.  

El Ministerio de Asuntos Exteriores, la Unión Europea afirmó en un comunicado que el Gobierno y el pueblo españoles continúan «manteniendo y fortaleciendo los vínculos fraternales» con el pueblo argentino. 

«Un deseo compartido por toda la sociedad española», en respuesta a la declaración del presidente argentino.  

Javier Milei viajará dentro de dos semanas a España, donde participará en un evento organizado por el partido opositor de extrema derecha Vox, que tendrá lugar los días 18 y 19 de mayo. 

- Patrocinado -

Así las cosas, pareciera que el roce solo habría quedado en un tema mediático y que no afectó las relaciones diplomáticas como estuvo a punto de ocurrir entre Colombia y Argentina

Y es que Milei se ha destacado por ser un presidente de una sola pieza en términos políticos y tomarse todo apecho cuando se trata de una opinión de un presidente o líder que piensa distinto a él. 

Y aunque no es el único que anda en este plan, ya que por estos meses la política internacional ha tenido muchos altos y bajos por causa de los intereses políticos de aquí y de allá y por la razón que fuese. 

Para muchos expertos en política exterior, los estados deben basar su política diplomática en unas estrategias claras y que vayan más allá de un juicio de valor personal de un presidente en particular. 

  • Imagen de portada tomada/Reuters/Agustin Marcarian
Publicidad