¡Atención! Estados Unidos declara emergencia de salud pública nacional

Las actividades que ponen a una persona en mayor riesgo de contraer el virus involucran el contacto cercano e íntimo con otra persona contagiada.

Esta semana El gobierno de los Estados Unidos declaró la “emergencia de salud pública nacional” por el brote de viruela del mono.

En un momento en el que se registran cerca de 7.000 casos en todo el territorio nacional.

Las autoridades esperan llevar la respuesta a la enfermedad «al siguiente nivel», afirmó el secretario de Salud, Xavier Becerra.

Así las cosas, La decisión permitirá al gobierno federal destinar más fondos para atender la ola de contagios.

Las agencias podrán poner en marcha el desarrollo de nuevas vacunas y tratamientos, así como contratar nuevo personal especializado.

«Animamos a todos los estadounidenses a que se tomen en serio la viruela del mono y que se responsabilicen para ayudarnos a hacer frente a este virus», añadió el funcionario.

Anteriormente, Nueva York, Illinois y California también, habían declarado un estado de emergencia por el rápido aumento de casos de este virus, endémico de África.

A la fecha, se ha logrado detectar su presencia en unos 75 países de todo el mundo y que ha dejado según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., unas 26.000 personas contagiadas.

Medidas concretas

EE.UU. nombró a dos funcionarios para que se encarguen de atender el brote desde un nivel central.

Del mismo modo la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta global por la viruela del mono, lo que supone su advertencia máxima.

Desde que se registraron los primeros casos en mayo, activistas y expertos en salud pública han pedido tanto a la OMS como a los distintos gobiernos del mundo una atención del virus más rápida.

- Patrocinado -

Esto, para evitar que se establezca como una enfermedad endémica fuera del continente africano.

Estos grupos también han alertado sobre la discriminación contra la población LGBTIQ+, comunidad en la que se ha registrado un alto número de casos.

Y que según varios activistas de esta comunidad han enfrentado enormes retos al momento de buscar atención médica.

Las vacunas

Para enfrentar la viruela del mono existen antivirales, así como dos vacunas, pero estos recursos son limitados.

Y de acuerdo con las autoridades, su producción en masa para atender el brote podría tardar meses.

EE.UU. ha dicho que una solución a la escasez de la vacuna podría ser administrar solo un quinto de la dosis de Jynneos, el fármaco aprobado en enero.

El país norteamericano pondrá a disposición de los estados más de un millón de vacunas contra la enfermedad en los próximos días. De estas ya se han entregado 600.000.

Estados Unidos, espera recibir otras 150.000 dosis en septiembre, y vacunas adicionales en octubre y noviembre.

¿Cómo se propaga?

Los estudios de brotes anteriores sugieren que el virus de la viruela del mono se transmite de tres formas.

La primera es a través del contacto directo con el sarpullido de una persona infectada, al tocar objetos y telas contaminados o por las gotículas respiratorias que se producen cuando una persona infectada tose o estornuda.

También hay pruebas de que una mujer embarazada puede transmitir el virus a su feto a través de la placenta.

Los científicos todavía tratan de entender si el virus puede propagarse a través del semen, los fluidos vaginales, la orina o las heces y si las personas pueden ser contagiosas antes de que desarrollen síntomas visibles.

Alto riesgo

Las actividades que ponen a una persona en mayor riesgo de contraer el virus involucran el contacto cercano e íntimo con otra persona contagiada.

Esto incluye el tipo de contacto que se produce durante las relaciones sexuales, así como al abrazar, tocar, masajear o besar a otra persona.

Los condones probablemente agregan una capa de protección durante las relaciones sexuales, pero es poco probable que eviten el contacto con lesiones en la ingle, los muslos, las nalgas u otras partes del cuerpo de una persona infectada.

Los compañeros de cuarto y los familiares que viven en la misma casa también tienen un riesgo significativamente mayor de contraer este tipo de viruela.

Esto en comparación con cualquier otra persona con la que un paciente pueda tener contacto cercano, dijo Bernard Camins, director médico para la prevención de infecciones en el Sistema de Salud Monte Sinaí.

Canadá

Al cierre del mes de julio, la Agencia de Salud Pública de Canadá (PHAC por su sigla en inglés) informó que se había registrado en el país 745 contagios confirmados de la viruela del mono.

Así las cosas, se registran 346 pacientes confirmados en Quebec, 326 en Ontario, 58 en Columbia Británica, 12 en Alberta, 2 en Saskatchewan y 1 en Yukón.

En la actualización sobre la situación de la viruela en el país, se detalló que más del 99 por ciento de los casos confirmados corresponden a hombres, mientras que la edad promedio es de 36 años.

Publicidadspot_imgspot_img