Publicidad

Hay alerta por tormenta geomagnética severa que golpea la Tierra y estas son las consecuencias

Las autoridades señalan que no debe haber caos, pero que las personas deben mantenerse informadas de canales oficiales como la NOAA.

El planeta acaba de ser golpeado según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA).

Por lo que los funcionarios denominaron una tormenta geomagnética severa, el segundo nivel más alto del sistema de clasificación.  

El evento provocó «una perturbación importante en el campo magnético de la Tierra». 

Esto según los expertos pudo haber generado un impacto considerable y ocasionado que la aurora boreal se viera en otras latitudes no habituales. 

Por ello, el Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA emitió una alerta de tormenta geomagnética el pasado sábado. 

En ellos manifestó que se detectó una eyección de masa coronal y se esperaba que golpeara el planeta ese mismo día con impactos hasta los próximos días.

Recordemos que la masa coronal se da tras producirse la llamada nube de plasma, mientras que el campo magnético surge del sol. 

Esta en particular explotó junto con una erupción solar el viernes, un evento que ocurre cuando la radiación electromagnética surge repentinamente del sol.  

Las autoridades

La NOAA dice que estas llamaradas pueden durar horas y que la erupción «viaja a la velocidad de la luz».

Lo que significa que puede impactar la Tierra tan pronto como se observe.  

- Patrocinado -

Una llamarada de clase X, como la que se observó en días anteriores, es el tipo de llamarada más fuerte, aunque está en particular no fue la más fuerte registrada.  

Y aunque NOAA dijo que las personas no tienen de qué preocuparse porque pueden estar informados a cada momento visitando los sitios web oficiales de la entidad en mención. 

Afirmando, además, que era posible una tormenta geomagnética moderada.  

Sin embargo, el domingo por la tarde, la agencia alertó sobre una tormenta «severa» que podría afectar potencialmente a la tecnología y, eventualmente, extender la aurora boreal hasta el sur de Alabama 

No debe haber caos 

A través de un comunicado la NOAA, dijo que: «El público no debe anticipar impactos adversos y no es necesaria ninguna acción, pero debe mantenerse adecuadamente informado en los sitios web oficiales». 

Añadiendo que también era posible que surgieran problemas «normalmente mitigables» con el control de voltaje. como «períodos frecuentes y más largos de degradación del GPS».  

«Se ha notificado a los operadores de infraestructura para que tomen medidas para mitigar cualquier posible impacto», dijo la agencia. 

El lunes por la mañana, la NOAA informó que los impactos «parecen estar debilitándose», pero que las velocidades del viento solar, que ayudan a prolongar el evento, aún eran elevadas.  

- Patrocinado -

Desde entonces se ha ampliado el aviso de tormenta «moderada» por las autoridades.  

Las tormentas geomagnéticas moderadas, clasificadas como G2, pueden impactar potencialmente los sistemas eléctricos de latitudes altas, dañar transformadores y extender la aurora boreal a Nueva York e Idaho.  

También puede requerir potencialmente que el control de vuelo en tierra emita acciones correctivas para la orientación.  

Cómo se miden las tormentas geomagnéticas 

Las autoridades utilizan una escala de cinco puntos para medir la fuerza de las tormentas geomagnéticas, de forma muy parecida a como los meteorólogos utilizan escalas para tornados y huracanes. 

La escala de tormenta geomagnética oscila entre G1 y G5. En el extremo más bajo está G1. 

Esto quiere decir que es una tormenta menor y por ende la aurora podría expandirse dicen los especialistas sobre el tema en cuestión. 

Una tormenta G5, descrita como extrema, podría enviar la aurora boreal hasta Florida y el sur de Texas en los Estados Unidos, dice NOAA. 

Las tormentas geomagnéticas también pueden afectar nuestra navegación, comunicación y señales de radio.  

El dato

Cuando se observa una actividad solar importante, la NOAA emite una alerta a las demás autoridades.

Así lo explicó la Dra. Delores Knipp, profesora de investigación en el Departamento de Ciencias de Ingeniería Aeroespacial Ann y HJ Smead  de la Universidad de Colorado Boulder.  

Esta alarma llega a quienes utilizan radios de alta frecuencia, las aerolíneas y los responsables de la red eléctrica sobre los posibles impactos en nuestros sistemas de comunicación, GPS y electricidad.   

Finalmente, la ciudadanía debe estar muy atenta ya que una tormenta G1 podría tener unos impactos menores en las redes eléctricas y en las comunicaciones y sistemas cableados. 

  • Imagen de portada tomada/Istock
Publicidadspot_img
Publicidad