Publicidad

Avance: Trasplantan por primera vez riñón de cerdo a una persona viva 

Varios expertos piden que más clínicas en el mundo hagan estudios sobre este tipo de operaciones para obtener mayores avances.

Richard Slayman se convirtió en la primera persona viva en recibir un riñón genéticamente modificado de un cerdo

La información la dio a conocer los cirujanos del Hospital General de Massachusetts en Boston, Estados Unidos. 

El masculino de 62 años de edad había estado en diálisis y se sometió a la delicada operación de cuatro horas donde le colocaron el riñón de cerdo. 

Este estuvo a cargo del el Dr. Winfred Williams, jefe asociado de la división de nefrología de Mass General. 

«Es realmente un hito innovador», dijo Williams en entrevista con varios medios de comunicación. Aseverando que, si el riñón funciona, representaría un éxito para la ciencia y la humanidad. 

El primer trasplante exitoso de riñón de cerdo en un receptor vivo, es un hito en el campo de los llamados xenotrasplantes o trasplantes de animal a humano. 

Un paso grande

Esto podría ofrecer esperanza a las decenas de miles de personas en los EE. UU. que están en lista de espera para trasplantes de órganos, así como muchos otros en todo el mundo.  

Más de 100.000 personas en EE.UU. están en listas de espera para trasplantes, incluidas unas 90.000 que necesitan riñones. 

Según United Network for Organ Sharing, un grupo sin fines de lucro que gestiona el sistema de trasplantes de órganos de EE.UU. 

Pero los xenotrasplantes todavía conllevan riesgos importantes. Ha habido dos trasplantes de corazón de cerdo a humano en Estados Unidos; en ambos casos, los pacientes vivieron no más de dos meses.  

- Patrocinado -

La operación de Slayman fue hace cinco días. Todavía se está recuperando en Mass General, pero Williams dijo que sus médicos esperan enviarlo a casa este fin de semana, siempre y cuando no surjan complicaciones. 

Hasta ahora, no ha habido señales de que el sistema inmunológico de su cuerpo esté rechazando el riñón, dijo Williams. 

Se recupera 

Winfred Williams, dijo que después de la operación “la presión arterial y sus signos vitales están muy estables». 

Dijo además que: «Parece casi completamente en el camino hacia la recuperación total». 

Aún así, los médicos están recolectando muestras de sangre de Slayman las 24 horas del día. 

Esto con el fin de buscar signos de un virus peligroso, que se cree que mató al hombre que recibió el primer corazón genéticamente modificado de un cerdo. 

«Será realmente interesante saber si el xenoinjerto es en última instancia un puente, lo que significa que dura un corto período de tiempo hasta que se puede encontrar un aloinjerto humano».  

El Dr. Jayme Locke, cirujano de trasplantes de la Facultad de Medicina Heersink de Birmingham de la Universidad de Alabama espera que el paciente pueda contar con este riñón durante toda su vida

- Patrocinado -

Un caso único, por ahora 

Hay que señalar que el xenotrasplante no está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos.  

Aunque se ha promocionado como una posible solución a la escasez mundial de órganos, podrían pasar años antes de que el procedimiento se utilice ampliamente, ya que se necesitan muchos más datos. 

Según Robert Montgomery, director del Instituto de Trasplantes Langone de la Universidad de Nueva York, lo que se busca es que más clínicas participen en más ensayos de este tipo. 

El trasplante de Slayman se realizó bajo el programa de uso compasivo de la FDA, que permite a los pacientes con afecciones graves y potencialmente mortales acceder a tratamientos experimentales cuando no hay nada más disponible. 

Ya lo habían operado por lo mismo 

Este caso también tiene la mirada de los investigadores del Centro Hastings, un instituto de investigación de bioética, que estudia las cuestiones éticas, regulatorias y políticas que implican el uso de nuevas tecnologías biomédicas.  

Si bien Slayman fue único porque fue elegido para un trasplante de riñón de cerdo, su condición estaba lejos de ser rara. 

Alrededor de 800.000 personas en los EE. UU. tienen insuficiencia renal y requieren diálisis, a menudo un proceso que requiere mucho tiempo para los pacientes. 

Slayman había recibido previamente un trasplante de riñón de un donante humano fallecido en 2018 después de haber estado en diálisis durante siete años.  

Sin embargo, el trasplante mostró signos de fracaso el año pasado y reanudó la diálisis. 

Publicidadspot_img
Publicidad