Consejos para solicitar un crédito hipotecario

El crédito hipotecario es una herramienta de gran ayuda cuando se trata de adquirir una nueva vivienda. Si quiere saber qué necesita para solicitar este producto financiero para poder comprar exitosamente su próximo inmueble, en Q’PASA le damos seis consejos para que tenga en cuenta.

  1. Mantenga lo más “limpio” posible su puntaje crediticio

En Canadá, existen cinco rangos en el puntaje crediticio. De 300 a 559 es pobre, de 560 a 659 es justo, de 660 a 724 es bueno, de 725 a 759 es muy bueno y de 760 a 900 es excelente.

Los bancos o entidades financieras buscan que su crédito esté más arriba de 620, es decir, justo o un poco más arriba.

  1. Evite endeudarse más y póngase al día con el débito que tiene

Esto puede ser un “sinónimo” de alarma para su prestamista, pues si tiene muchos débitos puede que incurra en una deuda de magnitudes gigantescas. Así que, antes de presentar una solicitud de crédito hipotecario, salde lo que debe.

  1. Aliste su historial crediticio

Debe saber que detallarán e inspeccionarán cada “coma y punto” que esté en su informe crediticio. Según Loans Canada, aquí los bancos o prestamistas se darán cuenta qué tan cumplido es con sus pagos, si ha tenido deudas por retraso o si tiene productos no pagos.

  1. Tener un trabajo estable

Las entidades financieras necesitan corroborar sus antecedentes laborales y los registros financieros que ha tenido por lo mínimo doce meses consecutivos, esto les ayudará a analizar qué tan alta es la posibilidad de que pueda incumplir en sus pagos.

En caso de que sea un emprendedor, deberá demostrar sus ingresos anuales.

  1. Escoja la hipoteca más adecuada según su situación financiera

Existen varios tipos de hipotecas en el país de la hoja de arce; según Canada Mortgage and Housing Corporation (CMHC), hay ocho tipos de hipotecas que son más comunes, entre las cuales están: Hipoteca convencional, hipoteca de índice alto, hipoteca abierta, hipoteca cerrada, hipoteca de tasa fija, hipoteca de tasa variable, hipoteca asumida e hipoteca preaprobada.

  1. Sea consciente de qué puede pagar

Debe considerar que esta es una deuda de varios años, aunque no es imposible de saldar, deberá ser muy consciente desde el principio de cuánto deberá cancelar mensualmente para evitar tener problemas con su prestamista.

Por ejemplo, obtener una hipoteca convencional, la cual es cuando el préstamo es de hasta un máximo del 80% del valor de tasación o del precio de compra de la casa, deberá iniciar su relación con el banco pagando un monto inicial del 20% del valor del inmueble. Es decir, entre más costoso sea el bien raíz, mayor deberá ser el desembolso preliminar.

Publicidadspot_imgspot_img

Lo último