Decenas de migrantes marroquíes escapan de avión tras aterrizaje en España por falsa emergencia

Una mujer embarazada según las autoridades, fingió que había entrado en trabajo de parto para obligar a un aterrizaje de emergencia y permitir la entrada ilegal de los marroquíes a España.

Veintiocho personas se han dado a la fuga por la pista del aeropuerto de El Prat de Barcelona tras provocar un aterrizaje de emergencia de un vuelo Marruecos -Turquía con un falso pretexto, según ha informado el Gobierno español.

En el hecho, la policía detuvo a 14 personas, incluida una mujer embarazada que, según las autoridades, fingió que había entrado en trabajo de parto, lo que provocó el aterrizaje de emergencia el miércoles por la mañana.  

Según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno español en Barcelona, se trata de un avión de la compañía turca Pegasus que cubría el trayecto entre la ciudad marroquí y Estambul. A bordo viajaban 228 pasajeros.

La reacción de las autoridades

De acuerdo con el protocolo previsto para estos casos, el aterrizaje de emergencia ha movilizado a agentes de la Guardia Civil, de la Policía y de los servicios médicos.

Cinco de los interceptados por las fuerzas de seguridad volvieron a embarcar en el avión, después de aceptar continuar el vuelo, sin que la tripulación de la aeronave se opusiera.

A otros ocho de esos pasajeros se les han tramitado los correspondientes procesos de inadmisión para devolverlos a Marruecos, tras comprobarse que no disponen de documentación que les permita quedarse en España.

Asimismo, las autoridades buscan a los otros 14 pasajeros que han bajado del avión pero que la policía no interceptó en la pista.

No es un caso aislado

A pesar de sus peculiaridades, este no es el único caso de este estilo que se ha presentado en el país ibérico, pues un hecho de características similares al ocurrido hace un año, el 5 de noviembre del 2021, en el aeropuerto de Palma de Mallorca.

En este caso, 22 pasajeros marroquís de un vuelo de Air Arabia entre Casablanca y Estambul (igual que el de Barcelona de este miércoles) que había aterrizado de emergencia en Son Sant Joan por una supuesta urgencia médica, después de que una persona simulara crisis por diabetes, se fugaron del avión para entrar en España de manera ilegal.

 Los migrantes increparon y atemorizaron al personal del avión, que llegó a temer un estallido de violencia. Esta situación llevó al comandante a dejar las puertas de la aeronave abiertas, mientras aguardaba a que se autorizara su salida de Palma tras repostar

- Patrocinado -

Una docena de esos pasajeros, incluido el falso viajero indispuesto, acabaron siendo detenidos. El incidente, inédito hasta entonces en España, obligó a cerrar las instalaciones durante más de cuatro horas.

En el caso del conocido como ‘avión patera’ de Palma de Mallorca la investigación está ya cerrada con los implicados procesados por delitos de sedición y coacciones.

 La jueza consideró que existía «toda una serie de indicios» que permitían considerar que hubo un «plan preconcebido» que consistía en simular y provocar una supuesta enfermedad grave de un pasajero y aprovechar el resto de personas para «emprender la huida e infringir las normas españolas sobre entradas de personas en España».

Otro hecho de migración ilegal

Por otro lado, y en hechos aislados, la semana pasada, un inmigrante consiguió el jueves acceder a Melilla, ciudad española en el norte de África, volando en parapente para superar los seis metros de la valla fronteriza que separa España de Marruecos, una forma inusual de entrada irregular en territorio de la Unión Europea.

Publicidadspot_imgspot_img