Publicidad

El regreso de Mike Tyson al boxeo promete ser la pelea del siglo 

La pelea será transmitida por la plataforma de streaming, Netflix el próximo mes de julio desde los Estados Unidos.

Mike Tyson, a sus 57 años, volverá a subirse al ring en lo que muchos han llamado la pelea del siglo. 

Tyson, peleó por última vez en una pelea real y profesional en el año 2005, según los archivos de prensa.

Tyson, quien admitió que su “cuerpo es una mierda”, está de vuelta en modo de pelea contra Jake Paul. 

Los dos tomaron el icónico Teatro Apollo en Harlem para una estridente conferencia de prensa para anunciar su pelea de peso pesado para el 20 de julio en Arlington, Texas, y que será transmitida en vivo por Netflix. 

¿Por qué Tyson, una leyenda del boxeo y uno de los atletas más famosos de todos los tiempos, pelea contra un YouTuber convertido en boxeador de 27 años? 

Él es el nuevo tipo prometedor en escena. Me gusta sacudir el mundo del deporte hasta sus cimientos y lo estoy haciendo ahora. Es simplemente algo que quiero hacer”, dijo Tyson a la prensa.

Le dicen “viejo” a Tyson 

Tyson desestimó a los críticos que se muestran escépticos sobre su edad y sobre que tan capaz es de dar un buen swo dentro del ring. 

«Nadie más puede hacer esto», dijo Tyson. “¿Quién más puede cerrar el mundo del deporte? Nadie más puede hacerlo». 

Paul ha aprovechado su enorme seguimiento en las redes sociales para un nuevo esfuerzo en el boxeo, atrayendo grandes audiencias a cada una de sus peleas.  

Este hombre, posee un récord de boxeo profesional de 9-1 con seis victorias por nocaut. 

- Patrocinado -

La pelea ha sido oficialmente sancionada como una pelea de peso pesado, lo que significa que contará con los récords de ambos peleadores. Tyson posee un récord de 50-6-2, con 44 nocauts. 

La intriga de ver a Tyson pelear nuevamente junto con los seguidores de Paul ha ayudado a hacer lo que se espera sea una pelea extremadamente lucrativa para ambos en uno de los lugares más grandes del país.  

Netflix apuesta por ello, ya que la pelea marca su primera incursión en la transmisión de deportes de combate en vivo. Estará disponible para todos los suscriptores de Netflix, sin ningún costo adicional de pago por evento. 

«Esta es, literalmente, la pelea más grande del siglo XXI«, dijo Paul. «Por el hecho de que es Mike Tyson contra mí, pero también por el hecho de que es en 700 millones de hogares». 

Una pelea que puede sorprender  

Paul no ha peleado con muchos boxeadores profesionales: la mayoría de sus peleas han sido contra ex estrellas de UFC (Ben Askren, Tyron Woodley, Anderson Silva y Nate Diaz), otros YouTubers (Ali Eson Gib) o incluso una ex estrella de la NBA en Nate Robinson.  

Paul, perdió por decisión dividida ante Tommy Fury, un boxeador profesional en 2023, aunque tiene dos victorias sobre profesionales de bajo nivel Andre August y Ryan Bourland. 

«Sé que podré [tomar el poder de Tyson«, dijo Paul. “Soy un peso pesado nato. Voy a demostrar quién tiene más poder. Creo que me está subestimando, creo que todos los demás me están subestimando”. 

Los dos peleadores en mención se mostraron respetuosos el uno con el otro, y a menudo elegían elogiar al otro en lugar de menospreciarlo.  

- Patrocinado -

Tyson no parecía tomárselo demasiado en serio, haciendo bromas en lugar de insultos.  

Un ambiente amigable 

Tyson y Paul sonrieron en la rueda de prensa de su presentación, mientras que Tyson lanzaba algunos golpes juguetones a Paul. 

Claramente, ambos saben que están a punto de ganar mucho dinero, que al final del día es lo que está en juego. 

Pero Tyson lanzó una severa advertencia a Paul. Una vez que los golpes comiencen a volar, ¿volverá a ser el mismo de antes?, dijo el profesional y veterano peleador.

«Realmente me gusta mucho Jake«, dijo Tyson. “Pero una vez que esté en ese ring, tendrá que luchar como si su vida dependiera de ello. Porque así será”. 

  • Imagen de portada tomada/Charles Wenzelberg/NY Post
Publicidad