El reto de TikTok que está poniendo en riesgo la vida de los jóvenes en América Latina

Lo increíble, es que esto viene desde 2018 cuando se presentó el primer caso en Chile, donde se produjeron decenas de jóvenes afectados por el fármaco.

Hay pánico entre los padres por el “reto clonazepam” que se ha vuelto viral en la red social TikTok en toda América Latina y en el que varios menores estarían participando sin imaginar que su vida podría estar en riesgo.

Lo anterior, a raíz de una peligrosa práctica que consiste en el consumo de este fármaco para probar la resistencia ante sus efectos secundarios, el principal de ellos el sueño.

Vale la pena destacar que el Clonazepam se receta en los pacientes que presentan convulsiones, ataques de pánico y casos de ansiedad.

Así las cosas, el «reto clonazepam» consiste en tomar píldoras de ese fármaco y no dejarse vencer por el sueño que produce. «El último que se duerma, gana» es el eslogan con el que también se ha viralizado esta práctica.

Hasta el cierre de esta nota, ocho menores de edad resultaron intoxicados en México por consumir este medicamento y qué según hemos conocido es el país donde más se practica entre los adolescentes.

Los casos se produjeron en diversos colegios, cinco de ellos el pasado jueves en Ciudad de México y los restantes en el estado de Nuevo León.

En Tik Tok algunos usuarios también han publicado videos alertando sobre el peligro de este desafío, que ya había provocado intoxicaciones en 2022 en otros estados mexicanos como Veracruz y Coahuila.

Pero lo increíble, es que esto viene desde 2018 cuando se presentó el primer caso en Chile, donde se produjeron decenas de jóvenes afectados por el fármaco.

¿Qué es el clonazepam, para qué sirve y sus riesgos?

Es un fármaco que deriva del grupo de las benzodiazepinas, medicamentos psicotrópicos, con efectos hinópticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajante.

Su uso se da para el tratamiento contra la ansiedad, inmsonio, y otros estados de salud relacionados con lo afectivo.

- Patrocinado -

Este se utiliza para tratar transtornos de pánico, inmsonio y ansiedad, además de que también facilita la abstinencia a otras benzodiacepinas.

Su efecto es ansiolítico e hipnótico, además de que ayuda a estabilizar el estado de ánimo a corto plazo.

Los tratamientos que incluyen el uso de clonazepam se realizan por periodos breves, aunque en algunos casos se recomienda de forma prolongada.

Suele ser recetado en conjunto con antidepresivos, que ayudan a combatir sus primeros efectos secundarios.

Entre los efectos que causa está; la sensación de bienestar, la tranquilidad, la sedación e incluso la euforia que puede presentarse.

Riesgos de su uso

Utilizar dosis altas puede provocar una amnesia, a corto o a largo plazo dependiendo de la dosis que se haya ingerido.

Asimismo, como una desinibición de las conductas e incluso puede llevar a realizar actividades peligrosas.

Aunque no se puede llegar a presentar una sobredosis por el consumo elevado de la benzodiazepina, la mezcla con algún tipo de droga podría provocar la muerte.

- Patrocinado -

Pacientes, médicos y otras personas que lo han ingerido han contado lo difícil que se vuelve su abstinencia conforme más alta sea la dosis.

El corte abrupto de su uso podría llevar a sufrir efectos colaterales , entre los que se encuentran delirios, convulsiones, problemas cardiovasculares e incluso la muerte.

Dentro de sus efectos se encuentra la somnolecia, náuseas, coma, disminución de los reflejos, confusión, hipotensión y paro respiratorio.

Se soliía recetar con dosis controladas de estimulantes como las anfetaminas, sin embargo esto dejó de ser aprobado debido a los efectos secundarios que producía.

El dato

Las reacciones que provoca pueden ser opuestas a las que busca el paciente con este medicamentos.

Lo anterior, se puede dar ya que se podrían presentar signos de nerviosismo, inquietud, comportamiento agresivo u hostil.

Su uso en niños se vuelve más delicado, porque son más sensibles a sus efectos, los cuales tiene repercusión directa en el sistema nervioso central.

En caso de una ingesta accidental o en una dosis elevada, requiere de un lavado gástrico para combatir los efectos.

Además se deberá realizar un seguimiento de la respiración, el pulso, la presión arterial y administrar algunos medicamentos adicionales.

Su uso debe ser controlado por un médico especialista ya que la automedicación podría contribuir a daños irreversibles en el sistema nervioso central.

Publicidadspot_imgspot_img