Esta es la razón por la que muchos jóvenes podrían quedar sordos

Expertos dicen que no pueden decir de forma concluyente qué auriculares son los más seguros, pero recomiendan utilizar unos que reduzcan el ruido de fondo.

Un estudio elaborado por la revista académica BMJ Global Health reveló que entre entre 670 y 1.350 millones de personas de los 12 a 34 años en todo el mundo tienen prácticas auditivas poco seguras.

Por lo anterior, corren un alto riesgo de sufrir una pérdida de audición, explica Lauren Dillard, consultora de la Organización Mundial de la Salud y becaria postdoctoral de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur.

En entrevista con CNN dijo que, la exposición al sonido a un volumen demasiado alto puede fatigar las células sensoriales y las estructuras del oído.

“Si esto se prolonga demasiado, pueden resultar dañadas de forma permanente, generando pérdida de audición, tinnitus o ambos”, dijo Dillard.

El estudio dice que los investigadores realizaron un metaanálisis de artículos científicos sobre prácticas auditivas inseguras publicados entre 2000 y 2021 en tres bases de datos.

“Se realizó un seguimiento de las prácticas inseguras según el uso de auriculares y la asistencia a lugares de ocio, como conciertos, bares y discotecas”, dice el estudio.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) limitan los niveles de ruido seguros a unos 85 decibeles durante 40 horas a la semana.

“Si solo se escucha durante 2,5 horas al día, eso equivale a unos 92 decibelios”, señala la revista BMJ Global Health.

Lo que debe saber

Dice el estudio que, “las personas que escuchan archivos de audio MP3 conectados a un teléfono inteligente, suelen elegir volúmenes de hasta 105 decibeles lo que perjudica la audición”.

Dillard precisó que las empresas y los individuos están a tiempo para implementar medidas para fomentar formas seguras para escuchar y proteger la audición de los daños que se producen con el paso del tiempo.

- Patrocinado -

“El análisis del estudio fue riguroso, y las pruebas son convincentes de que la pérdida de audición debería ser una prioridad de salud pública”.

«La música es un regalo que hay que disfrutar durante toda la vida», dijo Wet Swanepoel, profesor de audiología de la Universidad de Pretoria en Sudáfrica.

«El mensaje es que hay que disfrutar de la música, pero con seguridad», agrega Swanepoel.

Lo que deberíamos hacer

Hay formas de prevenir el daño antes de notar los efectos. Algunos dispositivos permiten controlar los niveles de escucha en la configuración del aparato, explica el estudio.

Algunos incluso te avisan cuando has estado escuchando demasiado alto durante demasiado tiempo.

«Si tu dispositivo te dice que estás escuchando a niveles inseguros, baja el volumen y escucha la música durante menos tiempo», dice Dillard.

Los expertos no pueden decir de forma concluyente qué auriculares son los más seguros, pero sí recomiendan utilizar unos que reduzcan el ruido de fondo.

«La audición es el sentido que nos conecta con las personas que queremos», afirma Swanepoel en un correo electrónico.

- Patrocinado -

«Cuidar nuestra audición es fundamental para mantener una relación sana y la salud y el bienestar general”, dijo el profesor.

Además, explica que, “la prevención primaria en los primeros años de vida es fundamental para evitar la aparición temprana y la aceleración de la pérdida de audición relacionada con la edad».

Otros hábitos que perjudican tu audición

Mala higiene del oído

Mantener nuestros oídos limpios es una necesidad. Los tapones de cera causan una pérdida de audición.

Sin embargo, no debe abusarse del uso de los cotonetes. La utilización inadecuada de los bastoncillos de oídos es capaz de ocasionar daños irreparables en el tímpano.

Descuido de la salud auditiva

Hay que estar alerta sobre las condiciones sanitarias de nuestro sistema auditivo. La aparición de bacterias o gérmenes llevan a infecciones y enfermedades más complejas que amenazan nuestra audición.

Consumo de medicamentos

La ingesta excesiva de medicamentos como antibióticos genera problemas de audición. Ya sea como tratamiento para una enfermedad grave o leve.

Alimentación desequilibrada y obesidad

Una alimentación equilibrada mejora la salud en todos los ámbitos, y también la salud audiológica.

La obesidad es una realidad establecida y se sabe que aquellos que la padecen tienen mayor posibilidad de presentar una enfermedad auditiva.

Tabaquismo y alcoholismo

Las sustancias tóxicas que componen los cigarrillos no sólo deterioran las vías respiratorias y otros órganos. El tabaquismo nos hace más propensos a quedarnos sordos.

Por otro lado, el alcohol en exceso genera un detrimento en nuestro cerebro que dificulta la percepción de estímulos sonoros.

Publicidadspot_imgspot_img