Estados Unidos se prepara para poner a circular la versión digital del dólar

Durante la última semana, el anuncio del residente Joe Biden sobre la creación de la versión digital del dólar ha revolucionado a la economía global.

Esto en un contexto en el que las criptomonedas cada vez ganan más espacios, no parece ser una gran sorpresa. Así, en un decreto, Biden pide al Departamento del Tesoro que le envíe en seis meses un informe sobre “el futuro de la moneda”, que detalle las ventajas y desventajas de la creación eventual en Estados Unidos de una moneda digital por parte de la Reserva Federal.

¿Cómo funcionaría?

La realidad es que las actualizaciones tecnológicas han llevado a muchos cambios en casi todos los aspectos de la vida. En este sentido, los pagos digitales se han convertido en una forma popular en que los consumidores de Estados Unidos realizan transacciones a diario.

Desde aplicaciones móviles como Venmo y Apple pay, hasta transferencias bancaria e incluso las mismas tarjetas débitos, son parte importante del intercambio de dinero.

Sin embargo, cuando hablamos de monedas digitales de los bancos centrales o CBDC, se trata de una responsabilidad directa en este tipo de dinero ya no de las instituciones comerciales, sino directamente del banco central del país.

En este sentido, los consumidores entrarían a tartar directamente como el gobierno para completar ciertas transacciones. De este modo, se podrían permitir liquidaciones casi instantáneas, así como comisiones más bajas por transacción.

Asimismo, esto podría dignificar que no habría porqué temer alas quiebras bancarias o el seguro de depósito.

Igualmente, un dólar digital, también estaría en la capacidad de ofrecer al gobierno una forma más rápida de transmitir valores como devoluciones de impuestos, cheques de estímulo o beneficios de desempleo o los ciudadanos.

Riesgos y desventajas de esta digitalización

La Casa Blanca también ha admitido que existen riesgos potenciales y desventajas a considerar en el proyecto, por lo que ha insistido en la necesidad de priorizar las evaluaciones oportunas de estos y de los beneficios bajo varios diseños, para garantizar que Estados Unidos siga siendo un líder en el sistema financiero internacional.

Sin embargo, a pesar de las nuevas orientaciones de la Casa Blanca, una moneda del banco central estadounidense será un proceso largo y con aspectos negativos como el cuestionamiento sobre la eficiencia con respecto al sistema financiero actual.

Además, la medida podría dar al gobierno acceso a datos financieros que, según los críticos, podrían vulnerar la privacidad de los usuarios. Principalmente porque el sistema de blockchain en el que se basaría la moneda sería operado por el gobierno. Lo que les daría la posibilidad de controlar transacciones, detenerlas o confiscar saldos.

- Patrocinado -

Adicionalmente, hay un tema que no puede ignorarse y es la posición en la que quedarían los bancos e instituciones financieras que dependen de los depósitos de los clientes para ser rentables y financiar los préstamos.

De este modo, con una moneda digital es posible que se reduzca la cantidad de dinero en el sistema bancario, aumenten los costos de los préstamos y se reduzca la disponibilidad de créditos para los hogares y empresas.

Diferencias con las criptodivisas

A pesar de que hay una gran posibilidad que esta propuesta haya surgido por el auge de las criptomonedas, lo cierto es que no son los mismo.

Su principal diferencia radica en que una criptodivisa como el bitcoin es demasiado volátil y no tiene suficiente aceptación para pagar todos los pagos.

Mientras que esta nueva moneda, está respaldad en la misma medida en que está el dólar físico. Además, las criptomonedas no tienen una regulación oficial a diferencia del dólar digital que se controlará por el banco central.

Así las cosas, aún queda mucho por definir en cuento a esta forma de circulación del dólar, lo cual al parecer, llevará bastante tiempo. Eso sí, es un hecho que Estados Unidos se suma a otros países que pretende estudiar la opción. Y otros como China que ya implementan este sistema financiero. ¿Nos encontraremos frente al verdadero futuro del dinero?

Publicidadspot_imgspot_img