Estos son los países latinoamericanos con la mayor inflación

La inflación es un aumento generalizado en los precios de los bienes y servicios de una economía durante un periodo de tiempo.

La región más afectada por la pandemia mantiene una presión inflacionista provocada además por los bloqueos en la cadena de suministros, la inestabilidad política y hasta el cambio climático.

La recuperación económica pospandemia se ha visto frenada los últimos meses por las presiones inflacionistas mundiales que impacta las mayores economías de América Latina.

El informe ‘Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe’ (Cepal), reportó una inflación general de 7,2 % para la región en 2021, sin incluir los países con inflación crónica como Argentina, Haití, Surinam y Venezuela.

Según la Cepal, la economía de Latinoamérica, considerada la región más afectada por la pandemia, creció un 6,2 % en 2021 y se espera que 2022 esté marcado por una desaceleración motivada por la incertidumbre.

Brasil, México, Chile y Colombia, las economías más grandes de América Latina, tuvieron un comportamiento superior al techo del rango objetivo de los bancos centrales, mientras que en Argentina y Venezuela los factores estructurales previos a la crisis persistieron.

En Brasil, el Índice de Precios al Consumidor, IPC, fue del 10,06 % en 2021, superior a la meta del 3,75 % del Banco Central y sobrepasó a la del año anterior que fue del 4,52 %.

Allí se produjo la sequía más fuerte en 100 años, que aumentó el precio de los combustibles un 49,02 % y de la electricidad en 21,21 %.

México registró una inflación del 7,36 %, tras una importante subida de los costos de los alimentos y del rubro energético, mientras Chile registró el 7,20 % motivado por la entrega de ayudas económicas y los retiros anticipados del 10 % de los fondos de pensiones.

Los primeros meses del 2022

La inflación no cede para este 2022 tampoco, pues no da su brazo a torcer en América Latina.

En los primeros cuatro meses del 2022 la región continúa enfrentando los choques inflacionarios que arrastra desde el año anterior, pero a los que se le suman, las consecuencias de la guerra en Europa oriental y el confinamiento masivo en China por rebrote de la covid-19.

Descartando a Argentina y Venezuela, por sus altos costos de vida y su espiral inflacionaria desde hace décadas, los mayores niveles anuales del Índice de Precios al Consumidor (IPC) se registra en tres territorios: Brasil, Chile y Paraguay.

- Patrocinado -

La economía brasileña registró en abril una variación mensual de su costo de vida del 1,06%, lo que llevó a la inflación anualizada al 12,13%, su valor más alto en 18 años.

La mayor variación y la mayor incidencia, 2,06% y 0,43 puntos porcentuales (pp), provino de la categoría de alimentos y bebidas.

Pero ¿Qué es la inflación?

La inflación es un aumento generalizado en los precios de los bienes y servicios de una economía durante un periodo de tiempo.

Cuando oímos que hay inflación significa que los precios han subido o se han «inflado», de ahí su nombre.

Existe inflación cuando aumentan de forma sostenida los precios del conjunto de bienes y servicios de una economía.

Es decir, cuando la media de los precios de todos los bienes y servicios de un país sube.

A continuación, vamos a ver la importancia de conocer bien el significado de inflación.

¿Por qué el significado de inflación es tan importante?

Es un fenómeno que ocurre en casi todos los países, de hecho, los bancos centrales siempre tratan de que en su país haya algo de inflación, normalmente entre el dos y el tres por ciento.

Si no hubiera inflación, los precios bajarían (deflación), que es el temor de cualquier responsable económico de un país.

La deflación puede ralentizar el consumo y el crecimiento económico. Pudiendo, además, derivar en una espiral deflacionista con terribles consecuencias para la economía del país.

La inflación es uno de los aspectos más importantes en el estudio de la macroeconomía y en la política monetaria de los bancos centrales.

Por ejemplo, el principal objetivo del Banco Central Europeo (BCE) es conseguir la estabilidad de precios, manteniendo una tasa de inflación del 2% anual.

Consecuencias de la inflación

Muchas veces se habla que la inflación es buena, pero no es que sea buena en sí, sino que, aunque suban los precios de una economía, los salarios también suelen subir acorde a esa subida de precios.

Así pues, al final el poder adquisitivo de los ciudadanos se mantiene estable.

Las consecuencias de la inflación pueden ser positivas o negativas:

  • El alza en los precios ayuda a reducir el valor de las deudas, tanto de los hogares, como de las empresas y el Gobierno.
  • Esto se debe a que si hay inflación en una economía y nuestros salarios suben al mismo ritmo, pero la deuda sigue siendo la misma que antes, el valor real de la deuda será menor que antes de que subieran los precios.
  • La subida de los precios además provoca que la gente prefiera consumir ahora en vez de más tarde, porque entonces los precios serán más caros.
  • Esto es fundamental para que el dinero circule y haya transmisión de bienes en una economía. Es el engranaje del capitalismo.
  • Pérdida de poder adquisitivo: Si la subida de los salarios no es por lo menos igual a la subida que hay en los precios, el poder adquisitivo bajará.

Podríamos alegrarnos si nos suben el sueldo un 10% en un año, pero si la inflación ha sido del 20%, en realidad podemos comprar un 10% menos con ese salario.

  • Disminuye el ahorro: La inflación provoca que el dinero pierda valor, por lo que motivará a consumir y gastar el dinero, en vez de ahorrarlo, ya que, si el dinero va a valer menos en el futuro, los ciudadanos e inversores preferirán gastarlo ahora.
  • Imagen de portada tomada/ www.istockphoto.com
Publicidadspot_imgspot_img