Publicidad

Fuertes nevadas en el noreste de Estados Unidos colapsan el transporte aéreo y terrestre

Las autoridades pidieron a los alcaldes mantenerse a salvo para evitar ser sorprendidos por el fenómeno climático.

Una fuerte tormenta invernal azotó este martes el noreste de Estados Unidos y provocó importantes nevadas en algunas zonas.  

Al menos una persona murió, se reportaron varios accidentes en zonas resbaladizas, los vuelos de algunas aerolíneas fueron cancelados o retrasados

Muchos distritos escolares cerraron o empezaron a implementar las clases en remoto. 

Algunas áreas de Pensilvania y Connecticut quedaron cubiertas por 15 pulgadas (38 centímetros) de nieve esponjosa. 

En cambio en Central Park en la ciudad de Nueva York solo fue cubierto 3 pulgadas (8 centímetros) de nieve medio derretida.

Todo esto según los informes del Servicio Meteorológico Nacional de los Estados Unidos.

De nuevo a las clases virtuales 

En la ciudad de Nueva York, el distrito escolar más grande del país optó por volver a las clases virtuales. 

Pero, reportaron problemas técnicos en la conexión de la plataforma, que impidió que muchos de los 915.000 estudiantes iniciaran sesión.

Esta situación generó mucho descontento en los padres de familia de los menores.

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, defendió la decisión de volver a las clases a distancia.

- Patrocinado -

El mandatario manifestó que era necesario debido a las pérdidas de aprendizaje durante la pandemia de coronavirus. 

La empresa tecnológica no tuvo la capacidad 

Los funcionarios escolares culparon de los problemas a IBM, y el canciller escolar, David Banks, dijo que la empresa «no estaba lista para el horario de máxima audiencia». 

IBM expresó en un comunicado este martes que trabajó con las escuelas y que los problemas “se resolvieron en gran medida”. 

Los funcionarios de la ciudad dijeron que había problemas con los servicios de autenticación. 

Cómo está la situación en las zonas afectadas 

Más de 1.000 vuelos fueron cancelados este martes por la mañana, principalmente en los aeropuertos del área de la ciudad de Nueva York y de Boston.  

Se notificaron accidentes en toda la región y varios estados prohibieron la circulación de camiones con remolque vacíos en las carreteras. 

Según el sitio web poweroutage.us, más de 145.000 cortes de energía el martes por la mañana en Pensilvania y varios miles en Nueva Jersey, pero pocos cortes en Nueva York y Nueva Inglaterra.

Las autoridades de Newberry Township, Pensilvania, dijeron que un hombre que conducía una moto de nieve murió cuando chocó contra una línea de servicios públicos. 

- Patrocinado -

En toda la región, los funcionarios instaron a la gente a tomar precauciones, incluido mantenerse alejado de las carreteras. 

En Connecticut, el gobernador Ned Lamont ordenó el cierre al público de todos los edificios de las oficinas del poder ejecutivo durante el día y se cerraron todos los tribunales estatales. 

Aun se esperan nevadas más altas 

El Departamento de Transporte de Pensilvania redujo de forma temporal el límite de velocidad en varias carreteras interestatales a 72 km/h (45 mph). 

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, algunas de las nevadas más altas, podrán ser de 20 centímetros o más, y se han pronosticado en las zonas de los suburbios al norte de la ciudad de Nueva York, Connecticut, el sureste de Massachusetts y Rhode Island 

Se estiman que las ráfagas de viento alcancen los 100 km/h frente a la costa de Massachusetts y 65 km/h en lugares del interior del sur de Nueva Inglaterra. 

Michelle Wu, alcaldesa de Boston, manifestó que los refugios para personas sin hogar de la ciudad se encuentran abiertos. 

Más zonas afectadas 

Dan McKee, gobernador de Rhode Island, ordenó el cierre de las oficinas del gobierno estatal. 

Al mismo tiempo prohibió los viajes con remolques en todas las carreteras a partir de la medianoche en colaboración con Massachusetts, Connecticut y Nueva York. 

Los aeropuertos de la región solicitaron a los viajeros consultar con sus aerolíneas en caso de cancelaciones y retrasos. 

Por su parte, en la costa de Plymouth, Massachusetts, los residentes estaban sentados en sus vehículos observando las olas que rompían en la orilla mientras una mezcla de lluvia y nieve azotaba sus vehículos.  

Algunos lugares comenzaron a inundarse a medida que se acercaba la marea alta de este martes. 

Foto portado: The Wall Street Journal

Publicidadspot_img
Publicidad