Huelga de educadores en Ontario

El Sindicato Canadiense de Empleados Públicos (CUPE) ha dicho que los educadores de la primera infancia, los asistentes educativos y los custodios, abandonarían el trabajo este viernes indefinidamente.

Un sindicato que cuenta con 55.000 trabajadores de la educación de Ontario anunció que la huelga que pretende iniciar este viernes, sería de tiempo indefinido.

El Sindicato Canadiense de Empleados Públicos (CUPE) ha dicho que los educadores de la primera infancia, los asistentes educativos y los custodios, abandonarían el trabajo.

Laura Walton, presidenta del Consejo de Sindicatos de la Junta Escolar de Ontario, en dijo en entrevista con CBC que al gobierno se le había hecho una contraoferta.

Pero el ministro de Educación, Stephen Lecce, dijo que no negociará esas propuestas a menos que el sindicato cancele sus planes de huelga.

«Sin que nada cambie, estamos en huelga hasta nuevo aviso a partir del viernes, a menos que se llegue a un acuerdo», dijo Walton.

En una conferencia de prensa, Walton dijo que la «legislación regresiva» en Queen’s Park está interfiriendo con el proceso de negociación.

Ella dijo que los padres deberían estar «haciendo arreglos» para sus hijos el viernes, y agregó que procederá con una huelga hasta que se llegue a un acuerdo.

El ministro de Educación de Ontario sugirió que no habría mucho movimiento en la mesa de negociaciones a pesar de que el sindicato propuso una contraoferta.

El gobierno ha dicho que volvería a la mesa si el mediador lo solicita, y quería saber si la nueva oferta de CUPE era «razonable». Pero Lecce dijo que cualquier nueva propuesta debe incluir la cancelación de los planes de huelga.

«Quite la amenaza de la mesa y hablemos», dijo el funcionario.

Gobierno provincial

- Patrocinado -

La Junta Escolar del Distrito de Toronto dijo que cerrará todas las escuelas para el aprendizaje en persona durante la duración de la huelga después de anunciar a principios de esta semana que cerrará el viernes cuando comience la huelga.

El gobierno de Ontario presentó un proyecto de ley para imponer un contrato a los trabajadores de la educación y prohibirles hacer huelga bajo la amenaza de fuertes multas.

El sindicato no ha proporcionado detalles de su nueva propuesta, pero Walton dijo que contenía muchas concesiones.

«Hemos hecho movimientos significativos en todas las áreas con la esperanza de llegar a un acuerdo y garantizar que los trabajadores tengan buenos salarios y que los estudiantes y las familias tengan mejores servicios», dijo.

Walton dijo que no discutiría los detalles de la nueva propuesta debido a un acuerdo de confidencialidad hecho con el mediador.

La lucha política

El líder interino del NDP, Peter Tabuns, fue expulsado del período de preguntas después de preguntar “cuándo dejaría de mentir” el primer ministro de Ontario, Doug Ford, y luego se negó a retirar el comentario cuando el presidente Ted Arnott se lo pidió.

Los partidos de oposición de Ontario condenaron rotundamente la legislación y más de una docena de miembros de los Nuevos Demócratas fueron expulsados ​​del período de protesta, ya sea por utilizar un lenguaje poco parlamentario o por negarse a llegar al orden.

No se esperaba que la medida tuviera un efecto en el debate del proyecto de ley.

La queja del sindicato

- Patrocinado -

El gobierno ofreció originalmente aumentos del dos por ciento al año para los trabajadores que ganan menos de $ 40.000 y del 1,25 por ciento para todos los demás.

Pero Lecce dijo que el nuevo acuerdo de cuatro años impuesto daría un aumento anual del 2,5 por ciento a los trabajadores que ganan menos de $ 43.000 y Aumentos del 1,5 por ciento para todos los demás.

CUPE ha dicho que sus trabajadores, ganan un promedio de 39.000 dólares al año, son generalmente los peor pagados en las escuelas y han estado buscando aumentos salariales anuales del 11,7 por ciento.

La propuesta original del sindicato incluía horas extra al doble de la tarifa de pago regular, 30 minutos de tiempo de preparación pagado por día para asistentes educativos y ECE.

Al tiempo que, un aumento en los beneficios y desarrollo profesional para todos los trabajadores.

Trudea

El primer ministro Justin Trudeau, ha criticado al gobierno de Ontario por incluir de manera preventiva la cláusula de no obstante de la Constitución en la legislación, diciendo que no debería usarse para suspender los derechos de los trabajadores.

La Oficina de Trudeau habló con Ford por teléfono el miércoles y fue claro en decirle que “el uso preventivo de la cláusula no obstante de la Carta Canadiense de Derechos y Libertades es incorrecto e inapropiado”.

Por su parte, Ford dijo que cerrar las aulas tendría un «impacto inaceptable en los estudiantes».

Y agregó que «los alumnos están luchando después de dos años de interrupción por la pandemia».

  • Imagen de portada tomada/ www.cbc.ca
Publicidadspot_imgspot_img