Lo que debes hacer cuando te cruces con un psicópata armado

Esta pregunta surge luego de los lamentables hechos ocurridos en Texas, donde un hombre armado abrió fuego en una escuela primaria y asesinó a 19 estudiantes y dos maestros.

Es una decisión que debes tomar en un segundo, y que podría salvar tu vida durante un tiroteo: ¿huyes o te haces el muerto?

La respuesta, según la nueva dirección de la Oficina de Seguridad Nacional Contra el Terrorismo del Reino Unido (NACTSO, por sus iniciales en inglés), es correr o esconderte detrás de «ladrillos sólidos» o «paredes fuertemente reforzadas».

Esta pregunta surge luego de los lamentables hechos ocurridos en Texas, donde un hombre armado abrió fuego en una escuela primaria y asesinó a 19 estudiantes y dos maestros.

El gobernador del estado de Texas, Greg Abbott, informó que el atacante actuó solo y fue abatido por dos policías que acudieron al lugar, quienes resultaron heridos, pero no de gravedad.

Este tiroteo es el más reciente de una serie de matanzas en escuelas de Estados Unidos que han conmocionado al mundo y han revivido un intenso debate entre los defensores del control de armas.

Así las cosas y si te llegaras a encontrar en medio de un ataque de este tipo, expertos aconsejan seguir tres principios:

Corre: Identifica la ruta más segura y escapa si puedes. Insiste en que otros vayan contigo y dejar tus pertinencias atrás.

Escóndete: Si no puedes correr, entonces escóndete. Trata de encontrar un escondite seguro, idealmente detrás de paredes fuertemente reforzadas.

Y recuerda que las balas pueden atravesar el vidrio, la madera, el ladrillo y el metal. También asegúrate de que los teléfonos celulares estén en silencio.

Cuenta: Una vez que puedas hacerlo, llama a la policía y dales tanta información como sea posible ¿Dónde están los sospechosos y cómo lucen? ¿Cuántas personas quedan dentro del edificio?

Acciones que pueden salvar tu vida

Conserva la calma

Es natural entrar en pánico cuando te encuentras en medio de una balacera, pero esta reacción solo te impide pensar con claridad.

- Patrocinado -

Puede parecer imposible conservar la calma durante una emergencia, pero existen algunas cosas que puedes hacer para no perder la cabeza.

Concéntrate en tu respiración. Cuenta hasta tres mientras inhalas. Mantén tu respiración mientras cuentas hasta tres. Luego, cuenta hasta tres mientras exhala.

Puedes (y debes) hacer esto mientras buscas un lugar seguro, ya que al controlar tu respiración evitas hiperventilarte y tomar decisiones precipitadas.

Alerta a los demás

Una vez que te des cuenta de que efectivamente se está produciendo una balacera, debes alertar a las demás personas que se encuentran cerca.

Lo anterior puede ser necesario ya que algunas pueden no haber notado que se está desarrollando un incidente mientras que otras pueden haberse congelado por el miedo.

Si crees que te encuentras en medio de una situación que involucra un tirador activo, alerta a todos los que te rodean para que huyan o se escondan.

Agáchate y acuéstate en el suelo

Acuéstate boca abajo con los brazos cerca de tu cuerpo pero no te cubras la cabeza. Esta posición boca abajo protege tus órganos internos.

Además, si el tirador te encuentra en esta posición, puede asumir que ya estás muerto.

Si permaneces acostado en el suelo reduces la probabilidad de que una bala perdida te alcance.

Mantente alejado de la puerta. Algunos tiradores suelen disparar a través de una puerta cerrada, en lugar de intentar abrirla o tirarla abajo.

Dado que las balas pueden atravesar las puertas, lo mejor es que te mantengas alejado de esa área.

Piense en un plan

Es imprescindible que ejecutes un plan sobre lo que debes hacer en caso de una emergencia.

Debes prepararte y entrenarte para que aprendas a escapar a un lugar seguro.

Recuerda siempre tener un plan de respaldo y evaluar si puedes ejecutarlo o no en caso de que no puedas seguir con el plan original.

Abandona el lugar si puedes

Cuando un tirador activo se encuentra a tu alrededor, es importante que olvides el miedo para mantenerte en movimiento y alejarte lo más que puedas de la situación y del tirador.

No te plantes a ver o averiguar lo que está sucediendo, más bien aléjate lo más que puedas.

Esto te volverá un punto de disparo difícil y reducirá la posibilidad de que una bala perdida te alcance.

Ten en cuenta que esto solo es posible si el tirador no se ha dado cuenta de tu presencia, te encuentras en medio de una multitud o escuchas disparos a lo lejos pero el tirador aún no te ha visto.

Trata de ayudar a otros sin exponerte al peligro.

Intenta escapar, aunque otros insistan en quedarse. Anima a otras personas para que escapen contigo.

Sin embargo, si los demás no están seguros si correr o no, no esperes a que ellos decidan. Tu prioridad número uno es huir.

Publicidadspot_imgspot_img