Oficial balea a un afroamericano en Estados Unidos solo porque los vidrios de su carro son polarizados

Aunque los hechos ocurrieron el 6 de noviembre solo hasta este fin de semana se publicaron algunas imágenes del video oficial

Las ventanas polarizadas de su auto fueron las razones por las que al parecer la Policía de Luisiana detuvo a Derrick Kittling un afroamericano que recibió un disparo en su cabeza en medio de un forcejeo.

De acuerdo con las autoridades en una rueda de prensa, el agente Rodney Anderson fue el encargado de detener al vehículo en cuestión.

Aunque los hechos ocurrieron el 6 de noviembre solo hasta este fin de semana se publicaron algunas imágenes del video oficial, se lee en una nota de VICE.

Según el coronel de la policía estatal de Luisiana, Lamar Davis, se publicaron tres videos diferentes del incidente. Las imágenes de la cámara corporal muestran a Anderson deteniendo a Kittling y saliendo parcialmente de su patrulla.

La cámara del tablero muestra a Kittling saliendo por completo. Luego, Anderson le ordena a Kittling nueve veces que se acerque a la parte trasera de su camioneta antes de dirigirse a la parte trasera.

Anderson pregunta dos veces más por Kittling, Kittling pregunta por qué lo detuvieron.

Luego, Anderson saca su Taser con la mano derecha y Kittling inmediatamente agarra la muñeca del oficial antes de que el brazo del oficial pueda extenderse por completo para apuntar el arma.

Sosteniéndose, los dos caen al suelo y se puede escuchar cómo se dispara el taser.

Video tomado/ LAStatePolice/ Ver el video desde el minuto 3:20 hasta el minuto 10:40.

Lo que se alcanza a escuchar en el forcejeo

Luego se puede ver la mano de Kittling agarrando el taser que está junto a ellos, y el taser suena una vez más.

La lucha continúa durante unos segundos más, mientras los transeúntes comienzan a filmar. Desde este ángulo, se puede ver a Kittling encima de Anderson.

- Patrocinado -

El hombre negro se pone de pie brevemente antes de caer al suelo nuevamente en la lucha. Menos de dos segundos después, el oficial dispara su arma.

Solo se puede escuchar un disparo en las imágenes de la cámara corporal, y la policía confirmó que golpeó a Kittling en la cabeza.

La policía estatal dice que Anderson llamó a los servicios de emergencia, pero Kittling sucumbió a sus heridas después de ser trasladado de urgencia al hospital.

Asimismo, las autoridades confirmaron que a la familia de Kittling se le mostró el video policial antes de que se hiciera público.

Lo que dice la familia de Derrick Kittling

Kittling era un mecánico que había estado visitando a un amigo en el vecindario Lower Third de Alexandria para trabajar en automóviles, según el abogado de su familia, Ron Haley.

En otros videos de espectadores, se puede escuchar a los residentes del vecindario decir que Kittling era un visitante frecuente del vecindario.

Anderson estaba en el área de Alexandria, que se encuentra fuera de la jurisdicción de la Oficina del Copseriff, debido a informes previos de personas que “portaban armas”, según Davis.

El alguacil de la parroquia de Rapides solicitó que unidades adicionales fueran a esa área para investigar, pero no dio más detalles.

- Patrocinado -

El portavoz de la familia de Kittling, el activista de la comunidad local Tony Brown, le dijo a VICE News el lunes que aún tienen preguntas sobre por qué Anderson estaba patrullando fuera de su jurisdicción.

También cuestionan por qué Anderson no le explicó a Kittling el motivo de la detención, como pregunta Kittling en el video.

«Nunca me he encontrado un oficial de policía que no me hizo saber por qué me detenían antes de que comenzara a ponerme las manos encima para arrestarme», dijo Brown en la declaración familiar.

El dato

Si bien las paradas de tráfico se consideran una acción policial de rutina, pueden volverse mortales, especialmente para las personas que no son blancas.

Desde enero de 2017 hasta abril de 2022, los oficiales mataron a 589 personas durante paradas de tráfico, el 28 por ciento de las cuales eran negras, informó The Guardian.

A principios de este año, en un caso similar, Patrick Lyoya, recibió un disparo en la cabeza de un oficial de Grand Rapid, Michigan, después de que los dos se pelearan durante una parada de tráfico.

En este caso, un juez de Michigan dictaminó que el ahora ex oficial será juzgado por cargos de asesinato.

Publicidadspot_imgspot_img