Cómo evitar las preocupaciones al momento de comprar su primera casa

El estrés emocional que sufre el comprador cuando tiene que tomar la decisión de comprar una vivienda, que requiere una gran inversión, y para la que necesita firmar una hipoteca, se conoce como la disonancia cognitiva.

Comprar una casa puede ser una experiencia agobiante, porque nos obliga a tomar decisiones importantes cuyas consecuencias se prolongan durante varios años.

Quizás por eso se dice que la compra de una casa puede ser tan estresante como un divorcio. De hecho, la escala de estrés creada por los psicólogos Holmes y Rahe sitúa este acontecimiento entre los 43 hechos más estresantes, fundamentalmente por la incertidumbre que genera.

Por esta razón, estar bien informado es la mejor manera de afrontar este momento, ya que hay muchos condicionantes que afectan a esta operación. Estos son algunos de ellos.

El estrés emocional que sufre el comprador cuando tiene que tomar la decisión de comprar una vivienda, que requiere una gran inversión, y para la que necesita firmar una hipoteca, se conoce como la disonancia cognitiva.

Para reducir este efecto, como comprador tienes que buscar información y comparar precios de otras propiedades en venta que te sirvan para reforzar la decisión de compra.

¿Dónde y cuándo comprar vivienda?

Según la teoría de la comparación social, determinamos nuestro valor en función de cómo nos comparamos con los demás. Referido a la compra de la vivienda, según el economista del comportamiento George Loewenstein, muchas personas se mudan buscando un mejor barrio, pero luego comienzan a compararse con los vecinos y no se encuentran tan a gusto como pensaban.

Respecto a cuándo comprar vivienda, si quieres hacerlo sin estresarte debes saber que estás a tiempo, porque la primavera es, junto con el otoño, uno de los mejores momentos para la compra de vivienda. En verano es, por el contrario, cuando más tiempo se dedica a la búsqueda y comparación de precios.

Un último consejo: no te dejes influenciar por el efecto urgencia muy utilizado por los agentes inmobiliarios para forzar la decisión de la compra, advirtiendo de que hay otros clientes interesados en la misma casa.

Los errores que debes evitar al comprar una casa por primera vez

Gastar más de lo que puede pagar

Antes de comenzar a buscar propiedades para la compra, examine su presupuesto. Determine lo que puede pagar mensualmente, y vea casas dentro de su rango de precios que se ajusten a sus finanzas, y así no se sienta frustrado.

Ir a casas abiertas al público y enamorarse de un lugar que no puede pagar no es un buen comienzo para la compra de su casa.

No darle prioridad a lo que quiere de su lista de deseos (electrodomésticos de acero inoxidable) sobre las necesidades (suficientes dormitorios) o insistir en buscar solo en un vecindario puede llevarlo a gastar de más. Manténgase enfocado y sea flexible.

- Patrocinado -

Generalmente, sus pagos hipotecarios mensuales no deberían ser de más del 28 por ciento de su ingreso bruto mensual.

Si tiene muchas otras deudas acumuladas, ese porcentaje debería ser aún más bajo. Haga estimaciones basándose en sus ingresos actuales, no en las ganancias que piensa recibir de aquí a unos años

No preparase para el proceso de la hipoteca

Para ayudarle a determinar si usted califica para una hipoteca y calcular el monto de la tasa, su prestamista evalúa su informe de crédito y su proporción deuda-ingreso, lo cual es la relación entre la cantidad de dinero que usted debe y la que recibe.

Como comprador de casa por primera vez, es posible que necesite un poco de tiempo extra para reunir los documentos que necesitará: debe mostrarle al prestamista sus declaraciones de impuestos, recibos de pago de salario y los estados de cuenta financieros, así que asegúrese de tener esos documentos preparados.

Verifique su informe de crédito para asegurarse de que no haya nada inesperado en su perfil financiero.

Algunos de los miedos por superar

Bancos que se toman su tiempo

Negociar con las entidades financieras puede ser muy duro. Por eso, cada vez es más habitual acudir al banco primero para saber cuánto nos podemos gastar antes de comenzar con la búsqueda de la casa, y no al revés.

Hay que armarse de paciencia porque en la compraventa interceden profesionales y cada uno tiene su papel y necesita su tiempo: tasador, notario, gestor, etc.

Que alguien se adelante

Imagina que visitas una casa en venta y te encanta, pero como llevas poco tiempo buscando, prefieres pensártelo. Al día siguiente descubres que otra persona la ha señalizado, por lo que has perdido tu oportunidad.

Este miedo, además, puede ser utilizado por el comercial como argumento de venta. Lo cierto es que, si una casa es para ti, lo sabrás enseguida. No hay por qué precipitarse.

Sorpresas con las instalaciones

Una vez convertido en propietario, la casa resulta ser una ruina: tuberías en mal estado, pintura con humedades, fugas en los grifos… Para evitar todo esto es imprescindible que se aproveche la visita al máximo, que se mire bien cada rincón y se hagan todas las preguntas para despejar dudas.

Publicidadspot_imgspot_img