Cuál es el truco de las propiedades que salen al mercado por $1 dólar en Canadá

¿Pero qué se esconde detrás de esto, si es una oferta de verdad? En Q'Pasa le contaremos de que se trata, para usted tenga cuidado y no caiga en estas supuestas ofertas que pueden costarle más de un dólar.

En el mercado canadiense se está volviendo costumbre encontrar casas por valores de $1 dólar como si se tratara de inmuebles abandonados, pero no es así.

Son residencias en muchos casos totalmente nuevas, e incluso recién fabricadas.

¿Pero qué se esconde detrás de esto, si es una oferta de verdad? En Q’Pasa le contaremos de que se trata, para usted tenga cuidado y no caiga en estas supuestas ofertas que pueden costarle más de un dólar.

La verdadera razón del precio

De acuerdo con las indagaciones que logramos hacer, el modus operandi sobre las ventas de vivienda a un $1 dólar, no es más que una estrategia de muchos agentes de bienes raíces a nivel nacional que parece les está dando resulta en toda Canadá.

Consiste en darle el precio de $1dólar a la casa nueva o usada para atraer muchos compradores, es decir, varias ofertas que permita entonces escasear dicho producto y así aumentar su valorar de manera indirecta.

Lo que suelen hacer al tener un gran número de ofertas es iniciar una subasta en la que la vivienda queda en manos de quien ofrezca más, lo que inmediatamente hace desaparecer el costo inicial con el que promocionaron el producto ($1 dólar).

Generando así una especulación en los precios de las viviendas y lo que pareciera una estrategia no tan beneficiosa para los comparadores que sin duda buscan el mejor sitio para vivir a un precio asequible para sus bolsillos.

- Patrocinado -

Este método lleva a vender las propiedades a hasta en menos de una semana.

El sector inmobiliario

La práctica en mención pareciera dar luces de que el sector inmobiliario en Canadá está fuera de control.

A lo anterior hay que adicionarle que muchas personas quieren comprar casa y creen que este es uno de los mejores momentos para hacerlo.

Pero por qué la gente lo cree, pues bien está percepción se da a raíz de decisiones como las que tomó el Banco Central de Canadá hace algunos meses en la que señaló que la tasa de interés a un día es de $0.25 por ciento.

Lo que quiere decir que prestan dinero por un casi nada y para lo que usted desee, (carro, casa o estudio, bienes o productos).

Este tipo de condiciones para los prestamos hace que parezca que el dinero es casi gratis.

Especulación inmobiliaria

Se denomina también burbuja inmobiliaria al aumento desmesurado del precio de los bienes inmuebles, que tiene como una de sus consecuencias principales colocar el valor de los mismos fuera del alcance de la media de la población y transforma a dichos productos en objeto de especulación financiera.

La Asociación Canadiense de Bienes Raíces informó el 15 de abril que en marzo, a un año de la declaratoria de la pandemia mundial, se vendieron más de 70.000 viviendas, superando el récord anterior mensual por más de 22.000 transacciones.

Esta cifra fue un 76% superior a la del mismo mes en 2020, en el que las ventas se ralentizaron por ser el primer mes de restricciones relacionadas con el Covid-19.

Esas restricciones calmaron temporalmente la actividad en el sector inmobiliario, pero la situación cambió a partir de mayo de 2020 y desde entonces la intensidad de la compra y venta de viviendas no ha disminuido.

Con tasas bancarias en niveles muy bajos, el sector inmobiliario ofrece a los inversionistas mejores prospectos de ganancias.

En cuanto a los precios, el precio medio de venta de una casa vendida en el sistema llamado Sistema de listado múltiple (MLS por sus siglas en inglés) de la Asociación canadiense de agentes inmobiliarios (CREA) fue de 716.828 dólares. Esto representa un aumento del 31,6% en un año, y el mayor ritmo anual de ganancia registrado.

Mientras que los propietarios y los vendedores están extasiados con los precios de venta récord, este exacerbado ritmo especulativo está causando ansiedad entre los economistas y los responsables políticos.

Preocupa que las personas que quieren comprar su primer techo están siendo expulsadas del mercado, esto a menos que acepten endeudarse masivamente con hipotecas que no podrían ser capaces de pagar en caso de que las tasas de interés aumenten.

Un problema mundial

En 2018 una docena de grandes ciudades de distintos países se comprometieron hoy a combatir la especulación inmobiliaria y reclamaron más competencias para regular el mercado y asegurar a sus ciudadanos el acceso a una vivienda adecuada.

Barcelona, Amsterdam, Londres, Berlín, Nueva York, París, Montevideo, Lisboa, Seúl, Montreal (Canadá) y Durban (Sudáfrica) presentaron ante Naciones Unidas una declaración para unir fuerzas ante el impacto que, aseguran, están teniendo la desregulación del ámbito inmobiliario y el poder creciente de las multinacionales en el sector.

La Declaración «Cities for Housing» reivindica la necesidad de más poder en el ámbito municipal para gestionar el derecho a la vivienda ante los problemas que se están viviendo hoy en muchas grandes ciudades.

La Declaración pactada por las grandes ciudades consta de cinco puntos: más competencias jurídicas y fiscales para luchar contra la especulación, más financiación para ampliar el parque de viviendas sociales, fomentar alternativas residenciales público-privadas de la mano de cooperativas, reducir el uso del vehículo privado o promover la cooperación entre ciudades en materia de vivienda.

Para la relatora especial de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Vivienda, Leilani Farha, el acuerdo supone un «giro importante» a la hora de dar respuesta a la «especulación y las presiones impuestas por actores financieros».

Publicidadspot_imgspot_img