Aparentemente volar un dron es un pasatiempo como cualquier otro, sin embargo, existen ciertas restricciones que lo podrían afectar seriamente si no las toma en cuenta.

Volar un dron cerca de los aeropuertos es una actividad que está rotundamente prohibida, así fue como lo estipuló en el nuevo reglamente diseñado a principio de año por el ministro de transporte, Marc Gameau.

Dependiendo la actividad que se este ejerciendo con el dron las regulaciones pueden varear, por ejemplo, ya sea si es por trabajo, diversión o investigación y los pilotos entran a regirse con las nuevas restricciones sin vuelan drones entre 250 gramos y 25 kilogramos, si son microdrones o sea, de menos de 250 gramos significa que no se incluyen en las nuevas categorías de operaciones básicas o avanzadas.

Claramente los usuarios que se encuentren en estado de alicoramiento o drogados tienen prohibido operar drones; con las nuevas regulaciones el gobierno federal busca que todos los pilotos de aviones no tripulados recreativos y no recreativos puedan acceder de manera segura y tranquila al espacio aéreo canadiense, según lo expresó el ministro de transporte.

Las nuevas regulaciones se basan en lo siguiente:

. Los drones deben mantenerse alejados del tráfico aéreo y sobrevolar por debajo de una altitud de 400 pies (122 metros) sobre el nivel del suelo.

. La edad mínima para manejar un dron es de 14 años.

. Para operaciones básicas o avanzadas los pilotos de drones primero deben tener su certificación por medio de la aprobación de un examen en línea, de igual manera deben registrar y marcar sus drones con un número de registro.

. Obligatoriamente los usuarios que haya ingerido licor deben esperar 12 horas para operar cualquier sistema de aeronave.

De no cumplirse estas reglas los pilotos de drones podrían exponerse a multas de $1.000 para usuarios recreativos y $5.000 para usuarios comerciales.

Publicidad