10 cosas que a los latinos no les gusta de Canadá

Muchos sociólogos y estudiosos de la política definen a Canadá como la “Dictadura del ciudadano” debido a la preeminencia de la ley, sus normas y reglamentaciones.

Migrar es una de las opciones que más buscan las personas que no se encuentran satisfechas con su situación actual ni con las oportunidades que ofrece el país, especialmente, en temas de empleo.

Y Canadá, siendo uno de los países con un número bajo en población, se ha convertido en uno de los destinos favoritos a donde muchas personas quieren llegar a iniciar una vida nueva.

Incluso, las opciones para poder migrar cada vez son mayores y, aunque tiene que tener unos requisitos para poder hacerlo más fácilmente, les abren la puerta cada vez más a profesionales y técnicos que son requeridos en Canadá.

Muchos sociólogos y estudiosos de la política definen a Canadá como la “Dictadura del ciudadano” debido a la preeminencia de la ley, sus normas y reglamentaciones.

Todo está previamente determinado y debe ser cumplido a cabalidad, hasta las cosas más sencillas y domésticas están reguladas.

Hoy desde Q’Pasa te contaremos algunas de las cosas que no les gusta a los latinos de vivir Canadá.

Porque hay que admitir que se requiere de cierto esfuerzo y voluntad. Que experimentar la aventura de vivir en Canadá no deja de ser una hazaña.

10 Un alto costo de vida

Nada es gratis en ninguna parte del mundo. Muestra de ello es que, pese a que el gobierno canadiense ayuda con financiación, buena parte del sostenimiento tiene un alto costo.

Según Daily Dot, las ciudades más caras en ese país son: Vancouver, Toronto, Montreal y Calgary.

Un precio de una habitación en una ciudad como Toronto puede ser de cerca de 1.100 dólares en promedio. En contraste, en Quebec le puede salir más barato: alrededor de 660 dólares, según ese mismo medio.

9 Puede llegar a hacer mucho frío

Salvo en el área de Vancouver, tienes una temperatura que oscila entre los 5 y 6 grados centígrados durante la mitad del año.

- Patrocinado -

Si provienes de una región tropical o incluso templada, puedes extrañar no tener que usar tantos sacos, chaquetas y gorros no más que para ir al centro comercial.

Puedes gastar mucho en calefacciones y te habitúas a los espacios cerrados.

A veces, comes demasiado y tiendes a sobrepasarte con los dulces y las harinas. Así que incluso puedes ganar unos kilos de más.

La recomendación en este caso es practicar mucho ejercicio.

8 Estudios costosos

Una desventaja de vivir en Canadá, para muchos, es el costo de matrículas, derechos académicos y créditos de estudio.

La educación post-secundaria, que se asimila mucho con la preparatoria americana, puede ser bastante onerosa.

Esto suele ser motivo de mucha crítica si comparas el modelo canadiense con el de países como Alemania, Noruega, Suecia o Escocia, donde sigues teniendo esta parte del proceso cubierta por subsidios.

Sin embargo, es muy extraño que ingresen estudiantes de educación postsecundaria al país como inmigrantes.

7 Muchas reglas

Puedes llegar a sentir que hay muchas reglas, que hay reglas para todo. Y a decir verdad, tienes la intervención del gobierno en casi todo lo que haces.

Esta característica puede exasperarte mucho, sobre todo al principio, pero si lo consideras bien es muy evolucionada una sociedad respetuosa de sus reglas.

La consecuencia es que son muy raras las disputas incluso en materia legal, tienes una mayor confianza en todo tipo de acuerdos y contratos, tienes hasta las cunetas de las calles muy limpias.

Hay una cultura muy extendida del cuidado del medio ambiente, así que acostúmbrate a diferenciar las basuras, a reciclar, plantar árboles y reducir la huella de CO2 en el medio ambiente.

6 No se habla español

A diferencia de su vecino Estados Unidos donde hay ciudades con un afuerza de hispanohablantes como Miami, en Canadá las lenguas oficiales son el francés y el inglés.

Hay mucha comunidad latinoamericana y en los currículos de la educación primaria, segundaria, post-secundaria y profesional con frecuencia se imparte la enseñanza del español.

Las alianzas estratégicas entre países de Latinoamérica y Canadá, en efecto, han fortalecido el ingreso de muchos latinoamericanos a territorio canadiense.

5 Impuestos muy altos

Esta es una característica de la mayoría de los países del primer mundo. Tienes impuestos a la renta personal, impuestos a la ganancia de capital.

Hay gravámenes al tabaco, al alcohol, a las propiedades. Algunos sondeos indican que estos impuestos ascienden al 50% de lo que ganas.

Pero puede que la alarma sea bastante relativa. En muchos países latinoamericanos algunos impuestos como el IVA (Impuesto al Valor Agregado) rodea el 20%.

Tienes también impuestos al tabaco, al licor, te gravan impuestos sobre el predio que habitas, además de valorizaciones y estacionamiento.

4 El mercado laboral es sumamente competitivo

La búsqueda de empleo puede tardar varios meses, por lo que el inmigrante deberá contar con suficientes ahorros para subsistir mientras se consigue empleo.

Asimismo, conviene que el inmigrante tenga la suficiente flexibilidad como para aceptar trabajos de supervivencia (empleos no profesionales) en el caso de que el trabajo ideal tarde más tiempo del contemplado.

3 Hospitales saturados

Aunque en conjunto Canadá tiene uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, sobre el terreno puede no sentirse así.

Por un lado, si trabajas, la empresa suele pagar un seguro médico que te cubre algunas cosas, normalmente derivadas de lesiones o enfermedades laborales.

Pero, es más que recomendable tener otro seguro privado para lo que no tengas cubierto, en especial si tienes problemas específicos que tenga que tratar un especialista como un dentista.

La sanidad pública no es mala por sí, pero está muy saturada debido a la falta de personal y centros, por lo que acudir a urgencias o a una consulta médica supone incontables horas de espera.

2 Muy costoso el cuidado infantil

Si tienes hijos que requieren niñera o guardería, esto puede ser muy costoso.

De hecho, muy pocos canadienses asumen este servicio y es considerado como un lujo.

Puede ser que se lo tomen demasiado en serio. Pero la verdad es que el cuidado infantil a altos costos es señal de la importancia que le otorgan los canadienses a los niños.

Así mismo, las profesiones relacionadas con la educación infantil, la pedagogía de la estimulación temprana, la psicología infantil o psicopedagogía son carreras bastante demandadas y con salarios ostensibles.

1 Procedimiento de migración complicado

Hay unos requisitos particulares que usted debe cumplir con el fin de ser seleccionado, basado en sus habilidades, su educación y su experiencia profesional; así como también la posibilidad de crear vínculos y querer quedarse por mucho tiempo en el país.

Pero todo ese proceso requiere de una evaluación particular que puede tardar varios meses en ser examinado, así que no espere que una vez aplique pasarán dos o seis meses para poderse ir, puesto que este proceso puede demorar más.

Especialmente, debe tener en cuenta que entre más puntos “chuleados” tenga, puede resultar más sencilla la aplicación y el ser seleccionado pero, de no contar con esos requisitos, usted mismo deberá prepararse y darse el tiempo que necesita para obtenerlos.

Publicidadspot_imgspot_img