Canadá enfrenta crisis por escasez de trabajadores

El gobierno federal anunció en junio pasado que estaba trabajando para crear un camino más rápido para que los trabajadores temporales obtengan el estatus de residente permanente.

La ausencia de trabajadores está generando una crisis de altas proporciones en Canadá.

En sitios de trabajo como restaurantes, aerolíneas, escuelas y los hogares de ancianos.

El pasado mes, la tasa de desempleo cayó a un mínimo histórico del 4,9 por ciento.

Apretando los tornillos en una economía con más puestos de trabajo de los que podría cubrir, según información de las autoridades.

Para algunos expertos, está situación se estaría dando debido a que en medio de una pandemia prolongada, los trabajadores despedidos hicieron un balance y reevaluaron sus prioridades.

Otros, lidiando con el agotamiento en entornos de trabajo precarios o estresantes con muchas horas, simplemente se marcharon.

En sectores como el de la salud aumentaron en el mes de mayo, informó StatCan, y aumentaron un 20 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado.

Historias de cambio de empleo

De Azafata y concejal

Pascale Marchand está a punto de llegar al ayuntamiento.

En entrevista con Ctv News, contó que la ex asistente de vuelo que optó por postularse para el consejo municipal en Hamilton este otoño.

Después de dos años difíciles en una industria golpeada por la pandemia del covid-19.

Marchand, comenzó su trabajo como tripulante de cabina en 2008.

- Patrocinado -

Se interesó cada vez más en el bienestar de sus colegas y presidió varios comités de salud y seguridad en el Sindicato Canadiense de Empleados Públicos (CUPE) desde 2018.

Explica, que para ella las políticas municipales en áreas que van desde la vivienda hasta la calidad de vida y la economía local pueden tener un impacto directo en esos determinantes.

«Es por eso que me meto en la política. Estoy tratando de hacer una diferencia en ese sentido», recalca la femenina.

De profesor a vendedor

Cuando Guillaume Raymond, un exprofesor de educación física de 33 años le conto a Ctv News, que se sentó frente a una hoja en blanco hace un año para enumerar los beneficios de trabajar en el sistema educativo de Quebec.

«Enseñar es, con mucho, el trabajo más exigente que he tenido en mi vida. Ves a unos 150 niños cada día en el gimnasio, es agotador… no hay reconocimiento».

Después de enseñar durante cuatro años en el College Notre-Dame-de-Lourdes, una escuela secundaria privada en la costa sur de Montreal, Raymond comenzó a sentirse agotado.

«Como maestro, se supone que debes trabajar alrededor de 28 horas por semana, pero al final, estás más cerca de las 60 horas (por semana)», dice Raymond.

La Asociación Provincial de Maestros de Quebec dice que alrededor de un tercio de los maestros jóvenes dejarán la profesión.

Esta, es una de las varias industrias que enfrenta escasez de mano de obra, dentro de los cinco años debido a las malas condiciones laborales.

Raymond, ahora trabaja como consultor de ventas para Park Avenue Volkswagen en Brossard.

Y dice que dejar el sistema educativo no solo lo ayudó con sus finanzas, sino también con su salud mental.

El grito de las provincias

Los ministros de Ontario, Alberta, Saskatchewan y Manitoba están pidiendo a Sean Fraser, ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá, que permita a sus provincias seleccionar a más inmigrantes «con las habilidades que más necesitan».

«Necesitamos la capacidad de responder a las necesidades en rápida evolución de áreas y comunidades específicas, con un sistema flexible que podamos adaptar a las cambiantes necesidades económicas y humanitarias», dice la carta.

La carta dice que las provincias conocen mejor sus economías locales y pueden elegir a los recién llegados a Canadá que tienen «la mayor probabilidad de éxito».

Según los datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo de Ontario, la mayoría de las cuatro provincias con las cifras más altas de inmigración en 2021 tenían porcentajes igualmente bajos de inmigrantes que podían seleccionar.

A Alberta se le asignó el 15 por ciento de sus 39.950 inmigrantes y a la Columbia Británica el 9,3 por ciento de sus 69.270 recién llegados.

Los caminos hacia más residencias permanentes

El gobierno federal anunció en junio pasado que estaba trabajando para crear un camino más rápido para que los trabajadores temporales obtengan el estatus de residente permanente .

Durante ocho meses durante las restricciones de covid-19 el año pasado, el gobierno federal les dio a 90,000 trabajadores esenciales, trabajadores de atención médica de primera línea.

Al igual que a estudiantes internacionales un camino acelerado hacia la residencia permanente.

El gobierno federal ofrece varios caminos hacia la residencia permanente que generalmente están diseñados para atraer y retener mano de obra calificada.

Un ejemplo es el Programa de Inmigración del Atlántico para trabajadores calificados y graduados internacionales de escuelas canadienses que desean vivir en Nueva Escocia, Nuevo Brunswick, PEI o Terranova y Labrador.

Publicidadspot_imgspot_img