¿Cuánto dinero le costará a Canadá y a Australia los cambios que vienen con el reinado de Carlos III?

Contrario a lo que muchos piensan la monarquía sólo recurre a los fondos canadienses o australianos para el apoyo en el desempeño de sus funciones cuando se encuentra en sus territorios.

En el momento de la muerte de la reina Isabel, el trono pasó de forma inmediata y sin ceremonias al heredero, Carlos III. El hombre de 73 años ahora se llama Rey Carlos III. El 9 de septiembre, Carlos III hizo su debut en la televisión nacional como rey. Asciende a un nuevo trabajo a una edad en la que la mayoría de las personas están jubiladas de manera segura. Sin embargo, con la muerte de la reina, Carlos no es solo el Rey del Reino Unido, sino que también será el jefe del estado de Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Ya que los tres países anunciaron que el rey Carlos III , quien sucedió a su madre, la reina Isabel II , en el trono británico el sábado, también será su jefe de estado.

“En nombre del Gobierno de Canadá, afirmamos nuestra lealtad al nuevo Rey de Canadá, Su Majestad el Rey Carlos III, y le ofrecemos todo nuestro apoyo”, dijo el primer ministro Justin Trudeau en un comunicado.

¿Cuánto le cuesta a Canadá la monarquía?

Contrario a lo que muchos piensan la monarquía sólo recurre a los fondos canadienses para el apoyo en el desempeño de sus funciones cuando se encuentra en Canadá o actúa como representante de Canadá en el extranjero; los canadienses no pagan ningún dinero a la Reina ni a ningún otro miembro de la familia real, ni para sus ingresos personales ni para el apoyo a las residencias reales fuera del ‘gran norte blanco’.

Según la Liga, los canadienses desembolsaron 58.749.485,52 dólares en 2019-2020 para la corona, aunque aparentemente se trata de un descenso del 5,95% respecto a la última encuesta. Aunque parece una cantidad exagerada, la Liga dice que resulta ser aproximadamente 1,55 dólares por canadiense individual.

De hecho, durante el reinado de la Reina se han producido otros cambios constitucionales en algunos de los reinos de la Commonwealth. La Ley de la Constitución de 1982 incorporó a Canadá la Ley de la América del Norte Británica de 1867, poniendo así fin a la dependencia canadiense del Parlamento de Westminster y definiendo su total independencia.

Billetes de la reina

De acuerdo con The Guardian, se estima que hay al menos unos 4.500 millones de monedas y billetes que tienen la cara de la reina Isabel II. Debido a la significativa suma, el cambio podría llegar a tardarse dos años, luego de llegar a un acuerdo en conjunto en el que, desde el palacio de Buckingham, se autorice el reemplazo.

De este modo, la cifra convertida indica que el cambio será de más de 5.000 millones de dólares y ese sería su costo en Inglaterra.

Pero, la cara de la mujer también está en billetes de $20 canadienses, monedas de Nueva Zelanda y en los billetes emitidos por el banco central del Caribe Oriental.

Sumado a esto, el cambio de la moneda británica no es el único que se presentará con la coronación del rey Carlos III. Asimismo, sellos, pasaportes, y uniformes de la policía y ejército serán modificados.

- Patrocinado -

Lo anterior porque varios de estos elementos llevan una insignia con las letras “ER”, el monograma de la difunta reina que se traduce a Elizabeth Regina.

Por el momento Canadá a dicho que no cambiará sus billetes, y el banco central dijo que depende del gobierno del primer ministro Justin Trudeau decidir si los nuevos billetes contarán con la imagen de su sucesor, el rey Carlos III.

“El billete de US$20 de polímero actual está destinado a circular en los próximos años. No existe un requisito legislativo para cambiar el diseño dentro de un período prescrito cuando cambia el Monarca”, dijo Paul Badertscher, portavoz del Banco de Canadá.

¿Cuánto ganará el Rey Carlos III?

Todo apunta a que el monarca apostará por un reinado austero, como demuestra la relativa discreción con la que se realiza su acto oficial de nombramiento. En cualquier caso, para su figura se contempla un presupuesto para su sueldo de unos 98 millones de euros anuales.

Esta es la cantidad que recibía Isabel II y con la que se debía pagar todos los gastos asociados a la casa real británica. Es decir, cuestiones como los viajes oficiales y el mantenimiento de las instalaciones. De esta cifra, además, sale el salario de todos los empleados de la casa real. En este sentido, el sueldo neto para la reina se rondaría la mitad de esta cifra.

La herencia de Isabel II a Carlos III

Carlos III está exento de pagar impuestos, el 40 por ciento, por la herencia de Isabel II. El motivo, una excepción estipulada a partir de 1993 tras el acuerdo de la casa real con el primer ministro John Major. La reina ostentaba una fortuna de 500 millones de euros y , de hecho, Isabel II tampoco tuvo que pagar impuestos tras heredar los 70 millones de euros de la Reina Madre en 2002.

Publicidadspot_imgspot_img