El lugar más frío del planeta está en Canadá, y es extremadamente frío

El lugar más frío del planeta tiene una temperatura promedio de -41 °C, y el factor de la sensación térmica es de -52 °C alucinantes.

Nunavut, es el lugar con el mayor frío extremo en el mundo y está en Canadá según un nuevo informe meteorológico de WX-Now, que rastrea el clima más extremo del mundo.

El lugar más frío del planeta tiene una temperatura promedio de -41 °C, y el factor de la sensación térmica es de -52 °C alucinantes.

Otros lugares en Canadá que se encuentran entre los cinco primeros son Eureka, Nunavut, a -40°C, Whati, Territorios del Noroeste, a -40°C; y Old Crow, Yukón, a -39°C.

Así las cosas, si a usted le gusta el frío ya sabrá a dónde ir para pasar en familia o con su pareja.

Recuerda siempre abrigarte bien y tener una bebida caliente cerca para mantener tu cuerpo con la mejor temperatura.

Lugares más fríos del mundo

Antártida

La Antártida es uno de los países más fríos del mundo. Y también uno de los más remotos.

Con un récord en temperaturas bajas (han llegado a -89,2ºC) es normal que nadie viva allí de forma permanente. La tierra del invierno eterno es un lugar fascinante y casi mágico que lleva siglos atrayendo a viajeros y curiosos.

Si quieres observar la fauna de la Antártida, con algunas de las especies más extraordinarias del planeta, nada mejor que un crucero. Allí te esperan focas de Weddell, pingüinos emperador y millones de aves marinas.

Estonia

Seguro que piensas que, si lo comparamos con Siberia o la Antártida, en Estonia no hace tanto frío.

- Patrocinado -

Y quizás tengas razón, pero lo cierto es que los vecinos de Estonia tienen unos inviernos bastante extremos en los que la nieve cubre buena parte del territorio desde finales de diciembre hasta marzo.

Suelen vivir bajo 0 un par de meses, al menos, así que calor no pasarás. Pero, si quieres disfrutar de bosques nevados, ciudades y pueblos preciosos cubiertos por un manto blanco… no te pierdas Estonia en invierno.

Uno de los países más fríos del mundo parece sacado de un cuento de hadas. Su capital, Tallin, es de las más bonitas de toda Europa, con un centro histórico de origen medieval nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Además, te esperan parques, miradores, palacios e iglesias. Un listado de propuestas de lo más apetecibles.

Finlandia

Finlandia es el país más al norte de Europa (al menos su parte superior) y está prácticamente cubierto por la nieve durante 4 largos meses en invierno.

Las temperaturas pueden bajar (especialmente en enero y febrero) hasta los -45ºC en los casos más extremos.

Pero ¿quién no querría visitar Laponia e ir a ver a Papá Noel en su hábitat natural? Cálzate unas buenas botas peludas, ponte un abrigo enorme y atrévete a descubrir el invierno finlandés.

Y, si eres amante de la naturaleza, en Finlandia te esperan casi 190.000 lagos, 180.000 islas y bosques inmensos. Además, en su parte norte, podrás fotografiar bellas auroras boreales en invierno y el sol de medianoche en verano.

Islandia

- Patrocinado -

Islandia es fría hasta en verano. No tanto como en invierno, pero es un país algo más que ‘fresquito’. La “tierra del hielo” alcanza temperaturas que van de -25 a -30ºC, y la vida así no es precisamente sencilla.

Pero luego contemplas sus panoramas de película, sus volcanes, glaciares y cascadas, y es difícil no caer rendido a sus pies.

Islandia será uno de los países más fríos del mundo, pero también es hermosa hasta hartarse. Además, no te puedes perder la cultura y la vida nocturna y bohemia de su capital, Reikiavik.

Kazajistán

Mientras que los veranos kazajos son bastante templados, sus inviernos te hielan los huesos.

Con un entorno repleto de colinas cubiertas por la nieve y bosques frondosos azotados por las nevadas, es un lugar de postal que todavía pocos viajeros conocen.

Astana es la ciudad más fría de Kazajistán, pero también una de las más emergentes de Asia, con una arquitectura en constante crecimiento.

Alaska, Estados Unidos

En Alaska, la temperatura es extrema. Más allá de las películas de Hollywood, lo cierto es que se trata de uno de los países más fríos del mundo, con temperaturas que pueden alcanzar -30ºC en invierno, llegando a haber registros de hasta -62ºC.

Por lo visto, los lugareños sufren de problemas cutáneos e infecciones debido a las condiciones tan intensas en las que viven.

Alaska presume de 17 parques nacionales donde contemplar cadenas montañosas, volcanes, ríos salvajes y amplias extensiones de tundra. Wrangell-St.

Elias es el parque nacional más grande del país, y en su interior todavía existe un pueblo minero del siglo XX dedicado a la extracción de cobre.

Publicidadspot_imgspot_img